Condenas de hasta 25 años y reparaciones millonarias para cuatro víctimas-Caso secte yogui

El Tribunal Federal condenó a 25 años de prisión a Silvia Capossiello, a 14 años a Sinecio Jesús Coronado Acurero y a 6 años a Luis Fanesi, todos por tener distintos grados de participación en los delitos de trata de persona con fines de explotación laboral y en los horrores que ocurrieron en la secta liderada por el fallecido Eduardo Nicosia y su mano derecha, también fallecido, Velázquez. .

El Tribunal Federal N° 1 de Mar del Plata condenó, de manera unánime, a Luis Fanesi, Sinecio Jesús Coronado Acurero y a Silvia Capossiello a penas que van de los 6 a los 25 años de prisión por tener distintos grados de participaciones en los horrores ocurridos en la secta yogui liderada por el fallecido Eduardo Nicosia, que tuvo como último lugar de funcionamiento en el Hotel City de Mar del Plata.

 

Además, los jueces Fernando Machado Pelloni, Nicolás Toselli y Roberto Falcone, en la sentencia, dispusieron una reparación económica por daños morales para cuatro de las víctimas de trata de persona con fines de explotación laboral: para M.C.Y. y J.Y.Z. 30.000.000 de pesos; para M.V.I.C 15.000.000 de pesos y para E.C. 10.000.000 de pesos.

 

Si bien los fundamentos de la sentencia se darán a conocer recién el 21 de junio, en la lectura el juez Falcone -único que participó de manera presencial- detalló que Silvia Capossiello es condenada a 25 años de prisión por ser coautora de trata de personas con fines de explotación laboral y reducción servidumbre, partícipe necesaria de abuso sexual agravado y abuso deshonesto agravado y coautora de hacer incierto y alterar la identidad de menores de 10 años.

 

Por su parte, Sinecio Jesús Coronado Acurero, recibió 14 años de prisión al ser encontrado culpable de partícipe necesario de trata de personas con fines de explotación laboral y reducción a la servidumbre y Luis Fanesi la pena de 6 años de prisión por ser partícipe secundario del delito trata de personas explotación laboral y reducción a la servidumbre.

Un hotel, escenario de abusos y torturas

El Hotel City de Mar del Plata, ubicado en Diagonal Alberdi 2561, fue el último escenario del horror de la secta yogui liderada por el fallecido Nicosia y su mano derecha, quien también murió mientras estaba detenido en el penal de Ezeiza, Fernando Velázquez, por lo que en la sentencia, el Tribunal Federal resolvió decomisar el bien.

 

Además, los jueces ordenaron el decomiso de dos departamentos de Capital Federal, un auto Alfa Romero 145, dos motor home Mercedes Benz y los elementos secuestrados durante el allanamientos: dinero en efectivo, armas y municiones.

Además, los magistrados dispusieron que se decomisaran tres cuentas bancarias de las cuales dos son de entidades de Nueva York y la otra de Andorra.

 

Una sentencia ejemplar, que difirió con el pedido de la fiscalía

Como en cada audiencia, el Ministerio Público Fiscal estuvo representado de manera presencial por Carlos Fioriti y, para la sentencia, contó con el fiscal general Fabián Celiz quien siguió la jornada de manera remota.

En su alegato, Fioriti había solicitado penas más elevadas que las que finalmente otorgó el Tribunal: 40 años para Capossiello, 27 para Coronado Acurero y 17 para Fanesi.

Por otra parte, en lo que también difirió la sentencia con respecto a los pedidos del Ministerio Público Fiscal fue en las reparaciones económicas por daños morales: la fiscalía había solicitado 6.600.000 pesos para 10 víctimas de trata, mientras que los jueces ordenaron montos de entre 10 y 30 millones, pero solo para cuatro de esas víctimas.

Los fundamentos para entender por qué existieron esas diferencias, se conocerán el 21 de junio con la sentencia completa.

Pedido de investigación

 

Finalmente, los jueces Fernando Machado Pelloni, Nicolás Toselli y Roberto Falcone solicitaron que se entreguen los testimonios ventilados durante el debate a la Fiscalía Federal para que investigue la comisión de posibles delitos, como ser falso testimonio y nuevos casos de abuso sexual.

A raíz de estos testimonios, se podrían conocer nuevos horrores cometidos dentro de la secta de filosofía hindú liderada por Eduardo Nicosia que funcionó desde la década del 70 y operó en Argentina y Venezuela, teniendo como último lugar de funcionamiento el Hotel City en el centro centro marplatense.

Comentarios