Diputados aprobó el proyectos : crea un nuevo régimen de biocombustibles y hay cambios en el Monotributo

La primera iniciativa propone un corte del 5% para el gasoil y el biodiesel y del 12% entre naftas y bioetanol. 

La otra elimina la retroactividad para el régimen simplificado. Tras la media sanción fueron enviadas al Senado.

Tras un tenso debate, la Cámara de Diputados dio media sanción esta madrugada al proyecto de ley que crea un nuevo marco de biocombustibles. Con 135 votos afirmativos, 110 negativos y 2 abstenciones, la iniciativa fue aprobada y enviada al Senado de la Nación.

 

La norma impulsada por Máximo Kirchner contó con el respaldo del Frente de Todos, de los diputados del bloque Justicialista, los del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, Acción Federal, y del Movimiento Popular Neuquino. La mayoría de los legisladores de Juntos por el Cambio rechazó el proyecto a excepción de aquellos que representan a las provincias productoras de caña de azúcar.

 

Los diputados de JxC que votaron a favor fueron los jujeños Gabriela Burgos (UCR), Jorge Rizzoti (UCR) y Osmar Monaldi (PRO); los tucumanos José Cano (UCR), Lidia Ascárate (UCR) y Domingo Amaya (PRO) y los sanjuaninos Eduardo Cáceres (PRO) y Marcelo Orrego (aliado PRO).

 

De los 110 votos en contra, 99 fueron de Juntos por el Cambio; 4 de Córdoba Federal; 3 de Consenso Federal; 2 de la Izquierda; 1 del Socialismo y otro del Frente Progresista. Las únicas dos abstenciones fueron de los republicanos Héctor Stefani (Tierra del Fuego) y Julio Sahad (La Rioja).

 

Los ejes centrales del nuevo régimen son la prórroga del sistema hasta el 2030 y una reducción del corte obligatorio del 10% al 5% en la mezcla entre biodiesel y gasoil. En tanto, en el caso del combustible elaborado a base de caña de azúcar, los volúmenes deberán ser del 6% de la mezcla mínima obligatoria, mismo porcentaje para el bioetanol a base de maíz.

 

Máximo Kirchner, impulsor de la iniciativa

“Con esta iniciativa se generan herramientas que dan previsibilidad, sustentabilidad y seguridad jurídica al sector”, manifestó durante el debate el presidente de la comisión de Energía, Omar Félix. “Se nos acusó de impulsar una norma intervencionista, se trata de un mercado que existe solamente por la decisión política expresada en una ley y es lógico que se tomen previsiones para un crecimiento armónico y no se generen efectos no deseados”, explicó el legislador oficialista.

 

Alejandro “Topo” Rodríguez, presidente de Consenso Federal, durante el debate había solicitado a sus pares “reflexionar” y “no votar” el proyecto. Tras la media sanción consideró que de esta forma “Argentina retrocederá en materia ambiental y se perjudica el federalismo productivo”.

 

“Al bajar los porcentajes de mezcla de biocombustibles con combustibles fósiles, el gobierno rompe una política de estado y rompe compromisos ambientales internacionales, como los del Acuerdo de Paris, para la reducción de gases de efecto invernadero”, argumentó.

 

El proyecto le otorga atribuciones a la Secretaría de Energía para aumentar o reducir los porcentajes de acuerdo con los precios internacionales, cuando lo considere conveniente en función del abastecimiento de la demanda, la balanza comercial, la promoción de inversiones en economías regionales.

 

Alejandro "Topo" Rodríguez, presidente de Consenso Federal

También se opuso el legislador mendocino del PRO, Omar de Marchi: “Esto va a concluir con un mercado claramente limitado, absolutamente cautivo y evidentemente con tendencia al monopolio, pero sobre todo con una evidente destrucción de la mano de obra argentina”.

 

En Juntos por el Cambio, uno de los que respaldó la norma fue Domingo Amaya, diputado por Tucumán, provincia productora de azúcar: “El bioetanol representa el 30% de los ingresos del sector azucarero, y absorbe el 25% de la producción. Sin esta ley la industria azucarera no tendría futuro, con consecuencias devastadoras para la región NOA”.

 

Andrés Zottos, del bloque justicialista, también se expresó a favor. Destacó que se trata de una ley “que tiene que ser política de estado”, pero lamentó que “no salga por consenso”: “Tengo mis miedos de que terminen judicializándola”.

 

Los diputados comenzaron a discutir este tema ayer a las 17.45. Debido a la gran cantidad de oradores, el debate superó las seis horas y media y la media sanción se hizo efectiva en la madrugada de este viernes.

 

La sesión continúo y pasadas las 3 de la mañana se aprobó la reforma de la ley del Monotributo, presentada por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa y Kirchner. Elimina el retroactivo con lo cual los monotributistas no deberán afrontar ninguna deuda acumulada por la diferencia resultante entre lo que pagaron entre enero y junio y los nuevos valores establecidos por la ley 27.618.

 

De esta forma la Cámara de Diputados aprobó en general el proyecto de ley que crea un Programa de Fortalecimiento y Alivio Fiscal para Pequeños Contribuyentes. La iniciativa fue sancionada por 233 votos que fueron aportados por el Frente de Todos, Juntos por el Cambio, los interbloques Federal y de Unidad Federal para el Desarrollo, el Movimiento Popular Neuquino, Acción Federal, mientras que dos legisladores de izquierda se abstuvieron.

 

Con este proyecto se busca dar mayor alivio fiscal y previsibilidad a la actividad económica de los monotributistas que suman un total de 4.080.151 contribuyentes, de los cuales 1.592.466 (39%) se encuentran en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), y 2.487.685 (61%) en el resto del país. Los contribuyentes debían pagar el monotributo con nuevos valores, pero la AFIP prorrogó el vencimiento del monotributo del 25 de junio al 5 de agosto próximo.

 

Sergio Massa anunció que los depósitos a plazo fijo en pesos no estarán alcanzados por el impuesto a los Bienes Personales

Esa iniciativa se trató en simultáneo con una reforma de Ganancias y Bienes Personales sobre el ahorro en pesos, y en ese contexto se establecen exenciones de los intereses para los plazos fijos UVA, y de títulos destinados a inversiones productivas, siempre que sean en pesos.

 

Sobre éste último punto, Massa anunció que los depósitos a plazo fijo en pesos no estarán alcanzados por el impuesto a los Bienes Personales. En efecto, se eliminará un artículo del proyecto que contemplaba esa posibilidad: “Para evitar que se generen suspicacias, en lo que tiene que ver con los plazos fijos, el periodo, todo eso; en la medida de las posibilidades y respetando el principio de equilibrio fiscal, decidimos que aquellos que tienen algún instrumento de ahorro que lo puedan hacer en pesos, no paguen ese impuesto”.


“Este proyecto no solo busca asistir a los sectores golpeados, también puede inscribirse en un programa mayor que tiene como objetivo lograr el crecimiento mejorando la equidad del sistema”, remarcó la diputada del Frente de Todos, Alicia Aparicio.

 

Por su parte, el legislador opositor, Luciano Laspina, declaró que esta ley “no debe ser vista como un acto de reivindicación”. “Tiene que ser reconocida como un error administrativo injustificable del Ministerio de Hacienda, que no implica un alivio tributario para contribuyentes”, cuestionó previo a la votación.

INFOBAE