La tarifa de gas en la ciudad bajará entre un 30% y un 50% El Senado convirtió en ley la ampliación del régimen de zona fría.

El Senado de la Nación convirtió esta medianoche en ley el proyecto de ampliación del régimen de zona fría por lo que la tarifa de gas en General Pueyrredon bajará entre un 30% y un 50%.

La intención de equiparar a Mar del Plata, Batán y otras localidades de baja temperatura es un histórico anhel que después de más de una década de reclamos se pudo convertir en realidad.

La iniciativa, que modifica el artículo 75 del Presupuesto 2021, beneficiará a más de tres millones de habitantes de municipios de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Mendoza, San Juan, San Luis y Salta en los que se registran bajas temperaturas.

 

La ley reduce en alrededor del 50 por ciento las tarifas a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazo, de pensiones no contributivas y jubilados -hasta 4 salarios mínimos-, del monotributo social, usuarios que perciben seguro de desempleo y empleados de casas particulares.

 

También podrán tener este beneficio quienes estén exentos en el pago de ABL o tributos locales de igual naturaleza o los que tengan una pensión vitalicia como veteranos de Guerra del Atlántico Sur.

 

Respecto del resto de los usuarios residenciales de las zonas comprendidas, la tarifa diferencial implicará una disminución del 30% de la factura de gas correspondiente.

La iniciativa también prorroga por 10 años la vigencia del Fondo Fiduciario de Consumos Residenciales de Gas (artículo 75, Ley 25.565) y aumenta la cantidad de departamentos y localidades de todo el país de temperaturas bajas comprendidos en este beneficio.

Para Mar del Plata, se trata de una noticia relevante: se estiman que se beneficiarán 260 mil usuarios de la ciudad.

El proyecto fue impulsado por el diputado nacional Máximo Kirchner (Frente de Todos) y consensuado con otros bloques y cuenta con el aval del Enargas, que será la autoridad de aplicación que defina los consumidores que podrán acceder al beneficio de acuerdo a su necesidad.

 

El presidente de la Comisión de Minería, Energía y Combustibles, el oficialista sanjuanino Rubén Uñac, dijo que el proyecto es un “alivio a los bolsillos que irá destinado a gastos básicos en mejora de la calidad de vida”. “Damos un paso más en la construcción de un país federal. De un modelo social con inclusión”, subrayó. Y agregó: “Esta ampliación se da en un momento más que difícil en nuestro país que afecta a millones de hogares que sufrieron aumentos escandalosos entre 2016 y 2019”.

 

Desde la oposición, el senador misionero Humberto Schiavoni, de Juntos por el Cambio, criticó la medida, aunque reconoció que una parte del interbloque de la oposición votará a favor al mencionar que “la decisión de la bancada es darle libertad de acción a sus miembros”.

 

“Este proyecto no discrimina entre hogares con posibilidad de pagar y aquellos que no tienen esa posibilidad”, dijo Schiavoni y defendió la suba de tarifas implementadas durante el gobierno de Mauricio Macri y la política de “tarifa social” puesta en marcha durante esa administración.