EL INTA JUNTO AL MUNICIPIO ANALIZAN LA IMPLEMENTACIÓN DEL VETE EN MIRAMAR

ES UN PROGRAMA DE VIGILANCIA EPIDEMIOLÓGICO TERRITORIAL, DONDE SE RASTREAN POSIBLES CADENAS DE PERSONAS CONTAGIADAS POR EL CORONAVIRUS, ANALIZANDO EL COMPORTAMIENTO DE LOS CIUDADANOS.

Esta semana se desarrolló un encuentro virtual entre funcionarios del municipio de General Alvarado, miembros del INTA Balcarce e integrantes de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Mar del Plata con el propósito de analizar el programa de Vigilancia Epidemiológica Territorial (VETe).

 

Se trata de una iniciativa de investigación y estadística puesta en marcha en este distrito con el objetivo de rastrear posibles cadenas de casos de coronavirus, hacer un seguimiento de contactos estrechos e indagar sobre el comportamiento social de la población en distintas etapas de la pandemia.

 

“Esto funciona a través de una encuesta principalmente para obtener información de los casos y las relaciones que pudieron tener una vez detectado el Covid-19 y así evitar en lo posible que la enfermedad se replique masivamente”, mencionó el secretario de Producción, Empleo y Desarrollo Local, Federico Meaca.

“También hay una cuestión del seguimiento diario de cada contagiado para ver su evolución, principalmente de aquellos que transitan la patología en sus domicilios y si existe necesidad, ante la gravedad del cuadro, de trasladarlos al hospital”, agregó.

Sobre las estadísticas obtenidas en una base de datos se fueron sacando diversas conclusiones, entre ellas, que en un principio de la pandemia la gente salía de sus hogares principalmente para ir a comprar frutas y verduras, por lo que se recomendó a los comerciantes de este rubro la posibilidad de aplicar el delivery y de esta manera reducir la circulación en la vía pública.

“Sin duda el VETe fue una herramienta concreta que sirve mucho para la toma de decisiones puntuales”, expresó el funcionario.

En una etapa siguiente del programa se está analizando especialmente el impacto socio económico para determinar  diversas políticas con el propósito de mitigar el impacto de la pandemia en la sociedad.

“Este módulo nos permitirá seguir ampliando la base de datos y darnos un panorama más clarificador sobre la situación global de la comuna. 

Por eso también se sumaron las cámaras de comercio de Miramar y Balcarce porque junto con el INTA, creemos son actores principales en esta etapa por las estrategias a implementar en cada territorio”, sostuvo Meaca.

Por último, Meaca puso énfasis en la positiva imagen que tuvo el VETe en General Alvarado. “Creo que la población está en su gran mayoría interiorizada sobre este programa más allá de la situación sanitaria en sí. 

Eso es importante porque se trata de una herramienta con poco tiempo de implementación”.

LA CAPITAL

No hay comentarios :