PASAJEROS NO PUDIERON INGRESAR A MIRAMAR EN EL FIN DE SEMANA LARGO

En su mayoría llegaban desde Capital Federal y no contaban con la App Cuidar por lo que debieron volver a sus hogares. Además, se le secuestró el vehículo a un conductor de Lobería quien tras un altercado en uno de los retenes intentó darse a la fuga.

Desde que se adoptaron las normas restrictivas por 9 días por parte del Gobierno Nacional ante la estampida de casos de coronavirus en el país, una de las medidas anexas al DNU por parte del municipio fue la colocación de retenes para controlar los ingresos a Miramar.

 

Específicamente los puestos se distribuyeron por la ruta 11 a la altura del arroyo Las Brusquitas, en el Camino Viejo a Mar del Plata (Independencia) y sobre la ruta 77 en inmediaciones del paraje Santa Irene.


Por otra parte, tras un altercado en uno de los retenes, se infraccionó y secuestró el vehículo de un conductor que pensaba ingresar desde Lobería sin la documentación requerida.

 

Especialmente horas previas a que se conocieran las especificaciones del Decreto de Necesidad y Urgencia, y teniendo en cuenta lo que se avecinaba, hubo una importante cantidad de consultas, sobre todo por parte de propietarios no residentes en diversos canales de comunicación oficiales, quienes tenían la intención de pasar el fin de semana largo en la ciudad a pesar de las recomendaciones.

 

Allí muchos se vieron frenados en su intención ya que el distrito de General Alvarado, el cual se encuentra entre los catalogados como de “Alto Riesgo Epidemiológico”, adhirió a las restricciones generales, sumando además el cierre de ciertos espacios públicos para evitar encuentros sociales.

LA CAPITAL