13 AÑOS DE PRISIÓN POR EL ASESINATO DE ALVARENGA-MIRAMAR


NERY ALBERTO ROMÁN FUE SENTENCIADO A 13 AÑOS DE PRISIÓN POR EL ASESINATO DE LEONEL ALVARENGA  Y NESTOR OMAR POLO QUEDÓ EN LIBERTAD.

PRIMICIA DE FIGAALVARADO

La fiscal Florencia Salas solicitó la pena máxima y la sentencia se conocerá el 14 de mayo. 

El hecho ocurrió durante el verano de 2018 en el bar Genoveva, situado en pleno centro de la ciudad, cuando la víctima fue salvajemente apuñalado en el baño.

La madrugada del 25 de febrero de 2018, Leonel Alvarenga (27) se encontraba en el bar Genoveva de Miramar cuando decidió ir al baño y tras un entredicho con otro cliente recibió varias heridas punzocortantes que, por su gravedad, días después acabarían con su vida.

Este hecho causó conmoción en la ciudad, por la frialdad con la que se manejó su asesino, quien al haber actuado junto un cómplice llevó a cabo la brutal agresión para restar posibilidad de defensa a la víctima.

 

Los acusados del crimen, Neri Alberto Román (34) y Néstor Omar Polo (28) fueron detenidos y permanecen en prisión desde entonces. Este lunes pasado comenzó el juicio a cargo del Tribunal 4 de Mar del Plata, presidido por Alfredo Deleonardis, el cual además integran Gustavo Fissore y Roberto Falcone.

 

Fueron cuatro jornadas de debate donde se entrevistaron unos 30 testigos, este jueves se leyeron los alegatos y se espera que el próximo viernes 14 de mayo a las 12 se conozca la sentencia.

 

La fiscal Florencia Salas, solicitó respecto de Román la autoría penalmente responsable en el “Homicidio Agravado por Alevosía” y por lo tanto la prisión perpetua. En caso de que sea considerado “Homicidio Simple”, se solicitó 17 años de prisión.

 

Con respecto a Polo, la fiscalía lo consideró como “Partícipe Necesario” por lo que requirió también la condena máxima que prevé en Código Penal y en el caso que sea considerada la segunda opción por los jueces, 12 años de cárcel.

 

El hecho

 

Tras una discusión, Román atacó a Alvarenga con un cuchillo en el baño de Genoveva, un boliche que se situaba en calle 21 al 1300 de esta ciudad, a escasos 150 metros de la municipalidad.

 

Tras la agresión, el imputado se dio a la fuga, mientras su víctima era asistida por la dotación de una ambulancia local. Alvarenga, muy mal herido fue trasladado en principio al nosocomio local pero luego, en virtud de la gravedad del cuadro, se decidió su derivación al HIGA donde fue intervenido quirúrgicamente.

 

Primero, los médicos debieron amputarle una de sus piernas debido a las severas heridas en una arteria. Esto sumado a que tenía seriamente comprometidos un pulmón y un riñón, derivaron en su fallecimiento días después.

Por su parte, Román decidió entregarse en la sede de la sub DDI local 24 horas después del episodio y fue trasladado a la unidad carcelaria de Batán.

La investigación prosiguió en búsqueda de mayor evidencia y finalmente el 4 de julio de 2018, tras un allanamiento en la periferia de Miramar se logró la detención de Polo, quien según testigos había participado de la agresión a Alvarenga