Un padre violador fue denunciado por otra de sus hijas por abuso sexual

La nena, de 14 años, dio un contundente testimonio en Cámara Gesell en el que contó los tormentos que sufrió. El hombre ya se encuentra alojado en la Unidad Penal 44 de Batán y será imputado en base a este nuevo hecho revelado.

Una nena de 14 años denunció por violación a su padre, quien ya se encuentra alojado en la Unidad Penal 44 de Batán por haber abusado sexualmente también de su hermana mayor.

 

Por protocolos por la delicada situación, la fiscal Andrea Gómez dispuso que la menor declarara en Cámara Gesell, acompañada de una psicóloga y otros operadores judiciales. Fuentes judiciales informaron a LA CAPITAL que el testimonio de la víctima duró cerca de media hora, y en esos minutos fue contundente: contó que en su casa vivió todo tipo de tormentos, que su padre la violó en reiteradas oportunidades, que le pegaba, la mantenía amenazada de muerte y que también golpeaba y atacaba a su madre.

 

Con este testimonio, la fiscal Gómez imputará al hombre que ya se encuentra alojado en la cárcel desde marzo por “abuso sexual con acceso carnal agravado” y lo volverá a citar a declarar.

 

El hecho comenzó a ser investigado por la fiscal Gómez en marzo, luego de que una adolescente de 17 años pudiera denunciar a su padre por haber sido violada por el hombre durante una década. Incluso, la obligaba a dormir en una cama de dos plazas con él, mientras su madre y su hermana menor dormían en otro cuarto.

 

En el barrio, vecinos y vecinas advirtieron que se vivían situación de violencia en la casa del imputado, aunque si saber la magnitud de los hechos. Escuchaban gritos y notaron que la mujer y las nenas solían exhibir golpes imposibles de ocultar.

 

Estos testimonios fueron claves también para la fiscal, para poder solicitar la orden de detención del sospechoso.

 

El hombre, al advertir que la policía lo buscaba se fugó de Mar del Plata para esconderse en la provincia de Corrientes. Luego de intervenciones telefónicas, personal de la DDI de Mar del Plata pudo establecer que el hombre estaba oculto en la localidad correntina de Virasoro, por lo que se trasladaron a ese lugar para detenerlo.

 

Un suicidio que no fue

 

El violador sabía que la policía lo buscaba. De hecho, por las escuchas telefónicas, los investigadores consideran que pudo haber sido alertado por alguien, por lo que podrían iniciar una causa por encubrimiento.

 

Antes de fugarse a Corrientes, para ganar tiempo, el hombre escribió una carta de “despedida” y se sacó una foto ahorcado en un árbol. La intención fue la de simular que se había suicidado para que la policía dejara de buscarlo, pero la foto, sin el cuerpo no confirmaba su muerte y solo delató su intención de huir.

LA CAPITAL

No hay comentarios :