"MAMA BARKER": Una mujer lideraba una banda que vendía droga en tres puntos del barrio Malvinas Argentinas


La organización era liderada por una mujer de 51 años, que fue detenida. También aprehendieron a tres de sus hijas, a otra mujer y a un joven de 18 años, que intentó deshacerse de los estupefacientes tirándolos por el inodoro. Secuestraron cocaína, marihuana, dinero y armas de fuego.

Una organización familiar que se dedicaba a la venta de droga al menudeo en tres points distintos del barrio Malvinas Argentinas fue desbaratada en las últimas horas durante un importante operativo policial.

El procedimiento se registró en República Árabe Siria al 900, luego de una investigación que comenzó hace cuatro meses. En el marco de los tres allanamientos, se secuestraron importantes cantidades de cocaína, marihuana, armas de fuego, dinero y teléfonos celulares. Además, la mujer de 51 años que lideraba la banda fue detenida, junto a sus tres hijas, una mujer más y un joven, que al advertir la llegada de los pesquisas intentó deshacerse de los estupefacientes tirándolos por el inodoro.


Todo comenzó a fines de 2020, cuando el personal de personal de la Delegación de Investigaciones del Trafico Drogas Ilícitas y Crimen Organizado de Mar del Plata tomó conocimiento de que en tres inmuebles distintos de la misma cuadra periférica de la ciudad se advertían maniobras compatibles con la venta de droga. De esta forma, los fiscales Daniela Ledesma y Leandro Favaro instruyeron distintas medidas para corroborar esta situación.

Como se ha explicado en otras oportunidades, desde la fiscalía temática que encabezan estos investigadores se proponen poner énfasis en barrios denominados “conflictivos” en los que pueden existir hechos violentos relacionados al consumo y la comercialización de estupefacientes. Por eso, una vez reunidas las pruebas correspondientes, se ordenaron los distintos allanamientos en el marco de esta causa, cuya principal sospechosa -se supo entonces- tiene antecedentes por la comisión del mismo delito.

 

Con la autorización de la jueza de Garantías, Rosa Frende, este miércoles a la tarde se llevaron a cabo los procedimientos dispuestos. Sin embargo, los uniformados sabían que en este caso no estaba solamente involucrada la mujer, sino que por las pistas recogidas surgía en el expediente que en esta ocasión contaba con la colaboración de otras personas de su entorno familiar.



Así, por ejemplo, los pesquisas sabían que también participaban de la organización sus tres hijas de 26, 31 y 33 años, otra mujer de 26, y un joven de 18, distribuidos en tres points de la misma cuadra (dos enfrentados y otro a menos de 100 metros) en los que vendían cocaína y marihuana, custodiados por “satélites”. Es decir, había quienes se encargaban de vender la droga y otros permanecían de “campana” por si advertían movimiento policial, con el objeto de ocultar las sustancias ilícitas para evitar ser descubiertos.



Importante operativo

 

Al arribar al lugar, este miércoles al atardecer, los policías irrumpieron en simultáneo en los tres domicilios y descubrieron 450 dosis de cocaína fraccionadas en pequeños envoltorios y listas para su venta, y también una “piedra” de la misma sustancia. Además, hallaron cogollos de marihuana, elementos de corte como tijeras, nylon, teléfonos celulares, material de estiramiento de la droga, dinero en efectivo proveniente de la actividad ilícita, una escopeta calibre 14, dos rifles de alta potencia a gas comprimido, un revolver calibre 22 largo y 30 municiones calibre 22.

 

Fue en ese contexto que, en uno de los domicilios allanados, al momento de la irrupción de los uniformados, el joven de 18 años corrió hacia un baño e intentó deshacerse de la droga arrojándola adentro del inodoro, situación impedida por el rápido accionar del personal policial.

 

Una vez finalizado el importante operativo, todos los detenidos fueron trasladados al Destacamento Femenino y a la Alcaidía Penitenciaria Nº 44 de Batán, respectivamente, por orden de los fiscales intervinientes. Los investigadores los imputaron por el delito de “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización” y los citaron a declarar en Tribunales.



Además de los miembros del área de Drogas Ilícitas de la Policía Bonaerense, de los procedimientos tomó parte personal de la Policía Ecológica, que tuvo a cargo de llevar adelante el protocolo Covid-19 y policías de la comisaría sexta, con jurisdicción en la zona.

LA CAPITAL

No hay comentarios :