LA POLICÍA ARMÓ UN OPERATIVO PARA ENCONTRARLO: “ESTABA CON SU AMANTE”

Kenny Jairo Álvarez Echalar fue buscado durante una semana, luego de que su esposa denunciara su desaparición. La Policía exige un resarcimiento.

Un empresario de nacionalidad boliviana quedó envuelto en un escándalo desde que su imagen empezó a circular por toda la ciudad de Tucumán: estaba desaparecido y sus familiares y amigos pensaban que había sido víctima de un secuestro. Sin embargo, se descubrió que escapó con la amante y ahora piden que pague el operativo de búsqueda.

 

Kenny Jairo Álvarez Echalar estaba desaparecido desde los primeros días de marzo y preocupó a sus allegados, quien utilizaron las redes sociales para viralizar su rostro y que alguien pudiera aportar datos sobre su paradero. Pese al intento, la mujer del empresario realizó la denuncia correspondiente en la policía.

 

La principal hipótesis apuntaba a un posible secuestro. La sospecha surgió cuando Álvarez Echalar salió de su casa en camioneta con una importante suma de dinero para realizar trámites bancarios relacionados con su negocio familiar.

 

Sin embargo, la búsqueda de los investigadores dio un giro cuando encontraron la camioneta del empresario estacionada en los alrededores de un hotel en la zona de San Lorenzo y Congreso, en la ciudad de Tucumán.

 

Según confiaron fuentes policiales, las cámaras de seguridad colaboraron con el caso, al punto que la resolución terminó sorprendiendo a los propios investigadores. El empresario no estaba secuestrado ni había sido víctima de delitos, sino que fue encontrado en el hotel Colonial, de Tafí del Valle, junto a una mujer que no era su esposa.

 

Los investigadores notificaron a la Unidad Fiscal de Delitos Complejos sobre la aparición de Álvarez Echalar y se comprobó que el hombre se había ido por sus propios medios para estar con la amante.

 

Ante esta situación, ahora la policía provincial reclama a la Justicia que intervenga para pedir un resarcimiento económico y compensar el gasto que demandó la búsqueda del empresario.

LA CAPITAL

No hay comentarios :