Hallazgo del cadáver mutilado de un recién nacido en el basural se investiga


Restos del cuerpo de un recién nacido fueron encontrados en el predio del basurero municipal y la Justicia investiga qué tipo de delito se oculta detrás de tan macabro hallazgo.

Personas que trabajan en el predio del CEAMSE, ubicado en proximidades del Camino Viejo a Miramar, descubrieron el cadáver mutilado durante la madrugada del viernes y la fiscalía a cargo de Andrea Gómez lo mantiene en reserva en cuanto a sus detalles para avanzar en la investigación.

El impactante hallazgo impulsó a los trabajadores del basural a comunicarlo de inmediato a la comisaría quinta a la vez que la Policía Científica trabajó en el lugar para preservar los restos que ahora serán sometidos a distintos estudios con el objeto de buscar algunas respuestas científicas.

Por lo pronto lo más importante es determinar algún causal de muerte y la data de la misma, la cual, por las primeras apreciaciones, podría haberse producido hace no más de una semana. Asimismo, el cuerpo pertenecería a un bebé nacido de entre 7 y 10 días de vida, de genitalidad masculina.

La investigación de este tipo de hallazgos, que aunque no son frecuentes suelen producirse en el basural, se ve complicada por la imposibilidad inicial –al menos- de establecer qué camión arrojó los residuos. No obstante se prioriza el trabajo sobre el cadáver para tener un ADN, una fecha aproximada de nacimiento y para precisar si se trata de un feto o de un niño nacido. Esta confirmación puede hacer la diferencia a la hora de rastrear responsabilidades.

Asimismo, la fiscal Gómez también aguarda los informes forenses para saber si pudo haber mediado algún hecho de violencia que se asemeje con rituales supersticiosos. Debe definirse también si la mutilación que presentaba es  compatible con el trabajo de la maquinaria pesada en el lugar.

En la noche del jueves se produjo un episodio llamativo en la jurisdicción de la comisaría undécima que lo vinculó al hallazgo, aunque luego se descartó cualquier relación. Esa noche un grupo de personas acusó a una joven de 19 años de haber hecho desaparecer a su bebé recién nacido, ya que asombrosamente dejó de estar embarazada.

La joven dijo que había hecho la denuncia en la comisaria segunda el mismo jueves acerca del “robo” de su bebé recién nacido tras darlo a luz en el Hospital Materno Infantil.

Las averiguaciones posteriores de personal policial derrumbaron esa posibilidad y creció la hipótesis de que el embarazo nunca había existido. Lo extraño es que quienes le reprochaban su conducta eran los familiares del supuesto padre del bebé en gestación.

El surgimiento de un caso en el que se acusa a una joven de desaparecer un bebé y el hallazgo de un cuerpo mutilado provocó un lógico interés por relacionarlos.

Descartada esa relación, ahora la fiscal Gómez espera algunas conclusiones para avanzar en el intento de conocer el origen del bebé y lo que sucedió con él en el poco tiempo de vida que parece haber tenido.

LA CapitaL

No hay comentarios :