Engañaban a ancianos y los asaltaban....Clonaban llaves de viviendas


Una banda dedicada a cometer violentos robos contra jubilados que vivían en departamentos marplatenses fue desbaratada tras un impresionante operativo. Hay dos detenidos, un aprehendido, varios procesados y más de 25 mil dólares secuestrados.

Una banda dedicada a asaltar ancianos que vivían en edificios marplatenses fue desbaratada en los últimos días tras un impresionante operativo que incluyó ocho allanamientos, detenciones y el secuestro de más de 25 mil dólares.

 

La causa que derivó en estos procedimientos se inició cuatro meses atrás con la intervención del fiscal Mariano Moyano y el personal policial de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) local y la comisaría segunda. En total, a los sospechosos se los acusa de haber cometido entre 13 y 15 robos violentos contra jubilados en distintos departamentos de Mar del Plata.

 

Según trascendió, los delincuentes clonaban llaves de edificios y entraban a los distintos pisos de las torres, donde aguardaban que las víctimas abrieran las puertas de sus hogares después de recibir un llamado desde el portero eléctrico de la planta baja realizado por una mujer que les decía que les llevaba una encomienda.

 

De acuerdo a la información que suministraron las fuentes del caso a LA CAPITAL, hay dos detenidos, un aprehendido y tres prófugos. Uno de los primeros tenía, además, pedido de captura de la Policía Federal por un hecho anterior.

 

En el marco de la investigación, la Justicia de Garantías autorizó allanamientos en inmuebles ubicados en el barrio Lomas del Golf; José Martí 3200; Pasteur 2100; Piran 1200; 430 y 32; Bolivia 1400; F. Libertad 3700 y y 447 Nº 716. Los detenidos fueron identificados como Belén Gloria Silvero Gómez (32) y Walter Gastón Gambera (34).

 

Al parecer, la mujer -hija de un hombre reconocido por su frondoso prontuario- era quien engañaba a los ancianos para que luego fueran asaltados. En tanto, Gambera era el ladrón sobre el que pesaba un pedido de captura por parte de del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 48, Secretaría N° 145 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

Por su parte, Sebastián Delgado (41)  quedó imputado por el delito de “tenencia ilegal de arma de uso compartido”. Además,  Leonardo Matias Terminello (38), Luján Laura Inés (37) y Martin Luis Caro (32, quien ya se encontraba detenido) fueron procesados por los delitos de “robo agravado” y “asociación ilícita” y, Vanesa Carolina Correa (39) por “tenencia Ilegal de arma uso compartido”.


Durante el megaoperativo, la policía secuestró 28.730 dólares, 118.500 pesos, un revolver Galant calibre 22 (con numeración suprimida), una camioneta marca Ford Ranger, un automóvil marca Renault Fluence, un automóvil marca Fiat Palio Weekend, ocho teléfonos celulares, once relojes, tres cadenas oro, dos pulseras de oro, tres anillos de oro, un DVR, tres gorros (utilizados para cometer los hechos), una mochila y una llave magnética.



En total, las víctimas de los hechos cometidos por la banda fueron once: diez mujeres de entre 62 y 91 años, y un hombre de 73.

 

Los hechos

 

El primero de los asaltos ocurrió el 27 de junio pasado en el edificio de Libertad al 3000, cuando la dueña denunció que delincuentes habían accedido a una copia de la llave de su departamento tras engañarla simulando que estaban interesados en comprárselo, y luego le habían sustraído 24 mil dólares, 5 mil pesos y joyas.

 

El segundo hecho se registró el 8 de julio cuando en un edificio de Colón al 2100 una mujer recibió el llamado del portero eléctrico y otra le dijo, desde la vereda, que le había llevado una encomienda. Al salir para ver de qué se trataba, la víctima fue sorprendida en el pasillo por dos hombres que la redujeron y le  sustrajeron 1500 pesos y las llaves de puerta ingreso.

 

El tercer caso ocurrió el 11 de julio en Colón al 1400, cuando tres asaltantes ingresaron en un edificio de Colón al 1400 tras clonar la llave e irrumpieron en el departamento de una mujer tras amenazarla con armas blancas y reducirla en el pasillo. En esa ocasión, se hicieron de 20 mil pesos y 5 mil dólares. El 16 de julio siguiente la misma banda cometió otro golpe en una torre de Santiago del Estero al 2000: un hombre tocó el portero eléctrico de su víctima y le dijo que había correspondencia y tenía que descender a buscarla. Cuando lo hizo, la víctima fue sorprendida por tres delincuentes que ingresaron a su hogar y se llevaron dinero y objetos de valor.

 

El 1 de agosto ocurrió otro hecho similar en un edificio de Colón al 2100, donde una mujer y dos hombres asaltaron a la moradora de un departamento del tercer piso y le robaron 85 mil pesos, una suma de dólares que no tracendió y alhajas. El 28 del mismo mes una mujer que vive en un edificio de Las Heras al 2500 denunció que delincuentes le habían robado un millón de pesos, 5 mil euros y joyas después de atarla en el interior de su departamento, tras ingresar engañándola al decirle que le había llegado una encomienda a través del portero eléctrico.

 

El 2, el 3 y el 4 de septiembre se produjeron tres hechos muy similares en Maipú al 3900, Balcarce a 3000 y Santiago del Estero al 2100 nuevamente. En el primero los ladrones engañaron a la víctima luego de mencionarle que debían entregarle una lata de pintura. Así, una vez en su interior, la desapoderaron de 4 mil pesos y 800 dólares. En el segundo episodio la suma de dinero sustraída no trascendió y en el tercero se hicieron de 12 mil pesos y 2 mil dólares.

 

Por último, los días 16 y 17 de octubre los delincuentes entraron en viviendas de Saavedra al 2700 y Falucho al 2500. En el primero de los domicilios una mujer dijo que era empleada municipal y cuando la víctima abrió se encontró con dos delincuentes con los que se forcejeó y logró ponerlos en fuga. En el segundo caso, la ladrona dijo que era cartera del Correo Argentino y tampoco lograron consumar el robo ya que la mujer asaltada comenzó a gritar y alertó de esa forma a sus vecinos, por lo que salieron corriendo.

 

En esa oportunidad, personal de Comando de Patrullas logró la aprehensión de Martin Luis Caro (32) quien se había arrojado desde el cuatro piso de la torre por un caño de gas exterior. Así, se inició la investigación que terminó con el megaoperativo.



El expediente que se formó incluye declaraciones testimoniales, análisis de cámaras (públicas y privadas), análisis de antenas y comunicaciones como así también intervenciones telefónicas. Con las pruebas recolectadas y los autores de los hechos identificados, el fiscal Moyano solicitó y obtuvo de la Justicia de Garantías órdenes de allanamientos y secuestro, como así la detención de quien se presume es la líder de la banda, Belen Silvero Gómez.

 

Excentricidades

 

Los procedimientos se llevaron a cabo el jueves pasado y los investigadores esperan poder seguir avanzando a partir de los elementos de prueba obtenidos durante los allanamientos. En el caso de Gambera, los pesquisas se plantearon también el interrogante acerca de cómo obtuvo los bienes materiales mientras permanecía prófugo de la Justicia y sin sustento legal conocido (vive solo con su pareja y ésta no tiene trabajo registrado), ya que se observaron durante el allanamiento de su vivienda algunos detalles llamativos. Por ejemplo, los accesos de las puertas de la finca eran con huella digital, había electrodomésticos exclusivos (personalizados) como una heladera simulada como cabina telefónica, un mini gimnasio, una piscina climatizada, obras de arte y seis gatos que cuestan alrededor de 60 mil pesos cada uno.


Conforme la información difundida, Gómez tiene antecedentes por “hurto agravado” (2008); Delgado por “encubrimiento” (2000), “lesiones leves y privación ilegal de la libertad” (2001), “tentativa de robo agravado” (2001), “robo agravado en poblado y en banda (2003) y “homicidio culposo” (2019); Gambera por “robo doblemente agravado” (2002) y “robo agravado” (2009); y Luján por “lesiones leves” (2007).



LA CAPITAL

No hay comentarios :