Una mujer cayó desde un acantilado


La víctima de la caída tiene 21 años y debió ser internada en el HIGA con una fractura expuesta y politraumatismos. El hombre que la acompañaba también debió ser rescatado al quedar atrapado en una saliente. Se investiga cómo ocurrieron los hechos..

Una joven mujer de 21 años sufrió graves lesiones al caer desde lo alto de un barranco a un sector rocoso de la zona sur de la costa de Mar del Plata mientras estaba con un hombre.

 


Las circunstancias bajo las cuales se produjo la caída comenzaron a ser investigadas en estos momentos, una vez que los rescatistas del grupo de Riesgos Especiales pudieron extraer a la joven. También fue necesario rescatar el hombre de 38 años, quien había quedado en una saliente del acantilado aferrado durante casi una hora con su teléfono celular.

 

El episodio, que aún no está claro de la forma en la que sucedió, tuvo como escenario la zona de acantilados ubicada a la altura del kilómetro 533 de la ruta 11. Allí el hombre de 38 años y su acompañante, una joven mujer de 21, estaban en un automóvil Peugeot 206. Por causas que se investigan ambos se precipitaron desde unos 20 metros de altura y la caída más grave fue la de la joven, que terminó sobre la playa.

 

El hombre quedó en una saliente enganchado con su propio teléfono celular, al que utilizó como una “piqueta” y pudo mantenerse en ese sitio, golpeado, hasta que llegó el personal de rescate.



Tras un arduo trabajo en el que utilizaron técnicas de rappel y de extracción controlada, pudieron subir a ambas personas. No obstante haber sufrido una fractura expuesta y otros traumatismos y laceraciones, la primera evaluación médica en el lugar reportó que la joven estaba consciente. El hombre, en tanto, tenía algunos golpes.

 

Una cuadrilla de Defensa Civil con Rodrigo Goncalves a la cabeza, ambulancias del Same a cargo de Alejandro Montenegro y bomberos, además de la policía de jurisdicción (comisaría decimotercera y Destacamento Vial Chapadmalal), trabajaron para dar apoyo y asistencia.

Según datos a los que accedió LA CAPITAL, tras la caída la joven de 21 años pudo pedir ayuda a través de una llamada telefónica a su madre. Fue quien se comunicó con la policía y de ahí se inició el operativo de rescate. La intervención inicial fue del Destacamento Vial Chapadmalal, con su jefa oficial inspector Dora Graciozo, que empezaron la búsqueda sin tener demasiadas referencias. Incluso se había mencionado que la pareja caída estaba en un Fiat Siena color rojo. Eso complicó dar con la ubicación exacta, hasta que finalmente un policía lo llegó a ver primero al hombre. Luego llegaron hasta la joven.

 

Con una grave fractura expuesta en una pierna y otros golpes, la joven fue trasladada en camilla rígida por la playa, mientras que el hombre de 38 años fue bajado a rappel hasta la playa y de allí también conducido hasta una ambulancia. Ambos fueron trasladados el Hospital Interzonal.

 

En lo alto del acantilado quedó el automóvil Peugeot con las puertas y el baúl abiertos.

LA CAPITAL

No hay comentarios :