QUEDATE EN CANA: Por el coronavirus, piden que un violador reincidente tenga prisión domiciliaria


La defensa de Rubén Galera considera que el hombre de 39 años pertenece a los grupos de riesgo por sufrir problemas de presión arterial. Había sido condenado en 2017 a 22 años por abusar de una mujer en Playa Los Lobos, a quien atacó luego de haber sido excarcelado antes de tiempo mientras cumplía otra sentencia por violación.


La defensa del violador reincidente Rubén Galera, quien desde 2017 cumple una condena de 22 años en la Unidad Penal 15 de Batán por haber abusado de una mujer en Playa Los Lobos, solicitó que se le concediera la libertad asistida por considerar que integra los grupos de riesgo en el marco de la pandemia del coronavirus.

El pedido presentado por la defensa recae en el Juzgado de Ejecución Penal N° 1, a cargo del juez Ricardo Perdichizzi, quien deberá resolver si el violador Galera recibe prisión domiciliaria o continúa alojado en la Unidad Penal 15 de Batán, dónde aún le restan cumplir 18 años de condena.

La defensa de Galera solicitó que el hombre de 39 años obtenga la prisión domiciliaria, ya que considera que pertenece a los grupos de riesgo ante el coronavirus, por poseer problemas de presión arterial, lo que “lo pone en riesgo en caso de permanecer en una dependencia carcelaria”.

La defensa del violador reincidente argumentó que “se encuentra probada la crítica situación de las cárceles bonaerenses, en las que el hacinamiento impide garantizar condiciones de detención acordes a los estándares requeridos por la Constitución Nacional y las Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos”.

“No quedan dudas que hoy en día esta situación se ve agravada a partir de la crisis que nos encontramos atravesando por el virus COVID- 19, siendo que con las actuales condiciones de hacinamiento carcelario resulta imposible que se adopten las medidas sanitarias recomendadas por las autoridades pertinentes para evitar la propagación de la enfermedad y dificultarían el debido tratamiento de los casos que se puedan llegar a presentar”, explicó la defensa en el pedido al juez Perdichizzi.

Como en cada pedido de libertad asistida presentado en el contexto de pandemia, la defensa remarcó las “conocidas falencias que existen para garantizar el derecho a la salud de las personas privadas de su libertad” y por eso la “necesidad” de reducir la población carcelaria.

El pedido, en este caso, sería reducir esa población carcelaria al liberar a Galera, un hombre que fue condenado dos veces -a 16 y 22 años de prisión- por haber violado a dos mujeres.

Violador reincidente

Rubén Galera había sido condenado en 2004 a 16 años de prisión por haber violado a una mujer en Miramar. Antes de que terminara su condena, a fines de 2015, el juez Juan Galarreta le concedió la libertad de manera anticipada.

Esa libertad adelantada con que Galarreta lo benefició, le permitió a Galera volver a abusar el 5 de mayo de 2016. Según la reconstrucción del caso que la fiscal Andrea Gómez realizó durante el juicio, ese 5 de mayo a las 11 de la mañana, Galera interceptó a una joven de 22 años en la parada de colectivos que se encuentra en la intersección de calles 5 y Ruta 11 del Barrio Playa Los Lobos. Galera amenazó a la víctima con un cuchillo, la violó y luego le sustrajo 1200 pesos, un celular y otras pertenencias.

Casi dos semanas después de la violación, el 18 de mayo, Galera fue detenido por personal de la DDI, que lo arrestó mientras se encontraba en una parada de colectivos ubicada en calle 202 y 31 (bis) del barrio Don Emilio. En su declaración indagatoria el hombre negó los hechos, pero la  víctima lo reconoció “sin lugar a dudas”.

En un traslado al Hospital Regional, Galera atacó a una radióloga y, según testigos, habría intentado abusar de ella. A pesar de los dichos de las personas, esta causa no prosperó.

En 2017, los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal N°3, Fabián Riquert, Juan Manuel Sueyro y Mariana Irianni, condenaron a 22 años de prisión al violador reincidente Rubén Galera, tal como lo había solicitado la fiscal Andrea Gómez, por encontrarlo culpable de los delitos “robo agravado por el uso de arma blanca en concurso real con abuso sexual con acceso carnal“ con el agravante de ser reincidente en delitos contra la integridad sexual de mujeres.

El pedido de jury al juez que lo había liberado

La libertad anticipada otorgada a Galera generó el repudió de diferentes sectores de la sociedad y el por ese entonces senador provincial del Frente Renovador, Patricio Hogan, solicitó que se le hiciera juicio político al juez Juan Galarreta “por haber incurrido en las faltas de incompetencia o negligencia demostrada en el ejercicio de sus funciones, incumplimiento de los deberes inherentes al cargo y la realización de actos de parcialidad manifiesta”.

El juez federal Alfredo López se había manifestado a favor del jury a su par de Ejecución, Juan Galarreta, y aseguró en ese sentido que “algunos jueces parece que están para el no cumplimiento de la pena”.  “Si bien no conozco el expediente, sí conozco la explicación que ha dado el doctor Galarreta. Dijo que en este caso le otorgó la libertad en función anticipada, condicional, en virtud del informe del Servicio Penitenciario que decía que tenía buena conducta. Ahora resulta que él explica que como la sentencia del intento de violación en la cárcel de Batán no tiene sentencia firme, no la consideró, lo que me parece un despropósito. No se puede hablar de buena conducta, es sentido común”, explicó.
LA CAPITAL

No hay comentarios :