En Mar del Plata operan a un bebé con glaucoma congénito por primera vez-Fueron los doctores Cristina Bondesio y Pablo Deromedis

La cirugía se realizó en el hospital local debido a que, por la pandemia, el chiquito de cuatro meses no pudo ser trasladado al Garrahan. Se da un caso cada 30 mil bebés que nacen.

Un bebé de cuatro meses que padece glaucoma congénito, una enfermedad que se da en uno caso en 30 mil niños que nacen, fue operado con éxito en el hospital Materno Infantil de Mar del Plata y es la primera vez que se realiza una cirugía de estas características en la ciudad. El procedimiento, para el que fue necesaria una importante logística, se concretó el sábado a la mañana y se extendió durante una hora.

 

A la criatura, oriunda de Villa Gesell, se le diagnosticó la enfermedad semanas atrás y fue trasladada al Hiemi ya que la única alternativa para su tratamiento era la quirúrgica. Si bien este tipo de casos suelen derivarse al Garrahan, por la situación de pandemia, se decidió llevar a cabo la operación en el hospital local.

 

El glaucoma consiste en el aumento de presión dentro del ojo como consecuencia del bloqueo del trabeculado por donde deben drenar los líquidos. “El glaucoma congénito es una patología muy poco frecuente. En el caso de los adultos se realiza un tratamiento que regula la producción de ese líquido y disminuye la presión, pero cuando se trata de pacientes tan pequeños se debe operar. Cuanto más precoz es la cirugía, mejor es el desarrollo de la visión del bebé”, explicó la jefa de Oftalmología del hospital Materno Infantil, Cristina Bondesio (MP 18.883).

Los doctores Cristina Bondesio y Pablo Deromedis junto enfermeros y demás profesionales que participaron de la intervención inédita en Mar del Plata.

La especialista precisó que en este caso la enfermedad afectaba a los dos ojos y no realizar el procedimiento podía determinar la pérdida de la visión del chiquito. Los primeros signos clínicos los advirtió la madre al notar que al bebé le molestaba la luz, tenía ojos llorosos y la córnea presentaba un reflejo blanquecino.

Ahora, el bebé deberá continuar internado unos días y luego se le harán controles periódicos para ver su evolución. “Salió todo bien y confiamos en que va a andar todo bárbaro porque son cirugías que una vez que la hacés, la presión del ojo empieza a regular bien. En este caso, tenía 69 de presión en un ojo y 65 en el otro, cuando lo normal es que sea de 10 a 20”, dijo por su parte Pablo Deromedis (MP 92.702), oftalmólogo especialista en glaucoma y quien integró el equipo de médicos a cargo de la intervención.

 

Deromedis remarcó que este hecho implicará un antes y un después para aquellas familias de Mar del Plata y la zona que tengan a un bebé con esta patología ya que no deberán trasladarse a Buenos Aires en busca de un tratamiento. "El hospital está súper acondicionado para este tipo de cirugía de alta complejidad", remarcó por último. 

0223

No hay comentarios :