Desmienten denuncias de tala en el vivero dunícola de Miramar

Asambleístas emitieron un comunicado acusando a la Dirección Forestal de cortar árboles vivos en forma indiscriminada. Desde el área pertinente, especificaron que se trata de especímenes secos que cumplieron su vida útil, los cuales se utilizan para distribuir leña en vecinos, y que además existe un plan de reforestación en marcha.

Integrantes de la Asamblea en Defensa del Vivero Dunícola volvieron a denunciar tala indiscriminada en este espacio turístico y tradicional de Miramar.

 

Primeramente, lo hicieron a través de un video donde acusaban al municipio de esa acción y luego mediante un comunicado escrito.

 

“No estamos en contra de que el Estado asista a personas necesitadas en pos de combatir el intenso frío que aqueja nuestro distrito en esta época. Pero si nos parece descabellado que para paliar esa situación se realice tala de árboles vivos dentro del vivero”, aseguraron los asambleístas.

 

“Queda claro que no todos estaban caídos, secos o con peligro de caerse, excusas que siempre han utilizado las diferentes administraciones de la Dirección Forestal para justificar la tala”, agregaron en otro de los párrafos del escrito.

 

También remarcaron que, “el clima de esta zona no es nuevo ni inesperado, este recurso implementado por el municipio deja a las claras la falta de planificación y de políticas para solucionar la problemática sin dañar el espacio público”.

 

A raíz de esta acusación, el titular de la Dirección Forestal, Mariano Bove, expresó ante LA CAPITAL, que “no estamos talando verdes, para nada, se trata de pinos y algunos troncos que quedan parados o que estaban tirados los cuales utilizamos para repartir todos los años leña a la gente necesitada”.

 

“El pino es un árbol que se seca de arriba hacia abajo, pero con la característica que no rebrota, no es como el eucaliptos que, si se seca la punta, se corta y vuelve a crecer. En las imágenes que viralizó un asambleísta lo que él toca no es resina sino humedad porque es parte de la raíz que está cerca del suelo. Esa especie puede estar muerta en un 80% y corre peligro de caerse, además no tiene futuro”, argumentó el funcionario.

 

“Hay pinos que tienen 80 años de antigüedad cuando su vida útil es de 50 o 60 años, por eso se opta por limpiar la zona para reforestar. Si se colocan ejemplares jóvenes con viejos se pierde sol y se dificulta el crecimiento.  Esos sectores  nuevos los protegemos con alambrados para evitar que la gente ingrese”, se explayó.

 

Plan de forestación

 

En los últimos años, durante la gestión de Bove se implantaron unas 1500 especies. “Obviamente que faltan más árboles y hubo momentos donde no se forestó con la cantidad correcta pero la idea es recuperar zonas como en inmediaciones del bosque energético y otras dentro del mismo vivero”, declaró.

 

“El cronograma que tenemos es de mayo a mediados de agosto para cortar leña para repartir y a partir de esa fecha hasta noviembre se reparan los lugares y se foresta. Por último, el resto del año potenciamos el riego y el cuidado de los árboles”, aclaró el director de Forestal de la comuna.

 

Visión profesional

 

Con las dos posiciones sobre la situación, profesionales consultados, al ver los videos – del asambleísta y el municipio -, coincidieron en que, “las plantas se van secando y parece que están verdes, pero no es así. Si van a plantar nuevos ejemplares esos deben sacarse porque de caerse afectarían a los nuevos, así que debe despejarse la zona”.

LA CAPITAL

No hay comentarios :