Según el sector turístico en Mar del plata, confía en que la próxima sea una excelente temporada. Usted qué opina?


El alto valor del dólar y el temor a visitar destinos internacionales donde el coronavirus hizo estragos, constituyen situaciones que alientan a los representantes del sector turístico de Mar del Plata de cara al verano que se viene.

por Marcelo Pasetti

Toda crisis también ofrece oportunidades. La pandemia del coronavirus, además de generar graves consecuencias en la salud de millones de habitantes del mundo, ha arrasado con la economía, incluso de los países mas desarrollados. En cada rincón del planeta se vive un retroceso en la materia, estimándose que hará falta mucho tiempo, y medidas acertadas, para ir saliendo de esta delicada situación.

Mar del Plata, claro está, no es la excepción. En este distrito, una de las actividades más castigadas es la que tiene que ver con el turismo. La gastronomía y el sector hotelero sufren las graves consecuencias, sabiendo además los representantes de esas actividades, que seguramente transcurrirán varias semanas más hasta que comience a normalizarse el funcionamiento tanto de restaurantes y bares como de hoteles. Sin embargo, a la hora del análisis frío y con la mirada puesta en el futuro cercano, turísticamente Mar del Plata puede llegar a tener un auspicioso panorama.

Desde diferentes sectores relacionados con el turismo se coincide en señalar que si se logra atravesar estos durísimos meses, la actividad puede generar un crecimiento notable en la próxima temporada estival, incluso en los últimos meses de este olvidable año. “Entre el temor a viajar al exterior, el valor del dólar que hace imposible cualquier posibilidad de visitar destinos internacionales, y la crisis económica que afectó a la economía de millones de argentinos, si somos inteligentes y ofrecemos seguridad desde lo sanitario y precios razonables, me animo a vaticinar que podremos tener una temporada espectacular”, refirió uno de los principales empresarios del sector, quien incluso sostuvo que noviembre y diciembre, con sus fines de semana, debería ser aprovechado al máximo.

“Cuando todo esto termine la gente va a querer salir a oxigenarse, a descansar y hacer borrón y cuenta nueva. Mar del Plata, a 400 kilómetros de lo que hoy es el epicentro del desastre, tiene todo para despegar”, graficó con indisimulado optimismo.

Paralelamente, desde los sectores oficiales, esto es gobierno municipal, provincial y nacional, ya se trabaja con vistas a ir habilitando protocolos, con la mirada también puesta en el próximo verano. “Debe ser tomado como el despegue tras un año lleno de dificultades”, coinciden en destacar.

Funcionaria marplatense

Mar del Plata va a estar acompañada por Provincia y Nación en todo lo referente a “poner de pie nuevamente a la actividad turística”, señalan desde la comuna. De hecho, la máxima autoridad turística de la provincia -algo que la mayoría desconoce- es marplatense. Ianina Bak, subsecretaria de Turismo de la provincia -perfil extremadamente bajo, tal es así que hasta el momento no ha concedido entrevistas- es una marplatense que anteriormente se desempeñó en la Auditoría General de la Nación.

“Se fue después del secundario a estudiar a Buenos Aires y comenzó a militar junto a Axel. Conoce de turismo y que sea marplatense para nosotros es un punto extra”, reconoció una fuente del Ente Municipal de Turismo. Entre el reacomodamiento a su nueva función y la irrupción de la pandemia, en realidad “oficialmente” Ianina Bak no ha desplegado aún actividades en la ciudad, salvo aquella visita en el último verano cuando llegó acompañando al ministro Augusto Costa para el cierre del programa Recreo.

El intendente Guillermo Montenegro es otro de los convencidos de que cuando se permita la reactivación del turismo -aún se encuentra prohibido por el DNU presidencial-, Mar del Plata tendrá una gran oportunidad. “Ya sabemos que a nuestra ciudad como lo vimos en esta gran temporada que pasó, la eligen muchos argentinos durante enero y febrero, y estábamos trabajando y teníamos la meta de poder potenciar y consolidarla como un destino de todo el año”, admitió el intendente, quien siendo la máxima autoridad política de la ciudad turística número uno del país tuvo que atravesar la inédita situación de pedirles a los argentinos, cuando arrancaba la pandemia, que se abstuvieran de venir a Mar del Plata.

Cambios de hábitos

“Creemos que por el lugar geográfico estratégico en que está ubicada la ciudad, por la conectividad con otras ciudades de la provincial de Buenos Aires y otras provincias, por la facilidad de acceso, por la infinidad de propuestas gastronómicas, recreativas, la variedad de hotelería para todos los gustos y precios, va a ser la ciudad más elegida para ser visitada con fines turísticos”, confió el jefe comunal . Montenegro, incluso, refirió a LA CAPITAL que a mediano y largo plazo “creemos que el turismo de escapadas de fines de semana también nos va a consolidar como destino. Además -apostó con firmeza- va a ganar lugar siendo de las más elegidas para convenciones, congresos y eventos de América Latina”.

El jefe comunal coincide con representantes del sector turístico marplatense. “Va a costar -dijo- que la gente quiera trasladarse fuera del país, por temor, y entonces Mar del Plata sin dudas va a ser beneficiada por este cambio de conducta, también por tema costos, porque tenemos una gran variedad de propuestas y precios”. Asimismo, observó que seguramente la nueva situación post coronavirus implicará cambios de hábitos vinculados a los protocolos que hoy se están pensando, y que “seguramente se instalarán para siempre, como el distanciamiento social, el uso de barbijo y otros circuitos de limpieza e higiene para favorecer los cuidados sanitarios”.

A todo esto, la Cámara Argentina de Turismo prevé una pérdida de 5 mil millones de dólares este año. ¿Será diferente nuestra forma de vacacionar post virus? Sí. Claramente. “El tapabocas será tan indispensable como el DNI o el pasaporte. El lavado de manos a repetición y el distanciamiento social serán las normas”, refería con certeza la periodista Victoria De Masi. En estas horas nadie está de manos cruzadas en el ámbito turístico mirando las estadísticas de contagios o pensando que el 2020 está perdido, sino que todos trabajan en estrategias a futuro y con acciones claras en el presente. La venta a futuro, por ejemplo, comienza a crecer en lo referente a hotelería y gastronomía. “Comprar hoy y viajar o consumir mañana, lo que permite ir zafando de la crisis”, es la consigna.

– Lammens: “Lo primero que vamos a volver a impulsar es el turismo interno”

– Estudian cómo será el turismo en Mar del Plata luego de la pandemia
LA CAPITAL

No hay comentarios :