Jorge Rial tomó una contundente decisión ante el avance del coronavirus


Jorge Rial en el piso de Intrusos (Instagram)El conductor de "Intrusos" comunicó su determinación en su programa. "Pensábamos que no nos iba a llegar nada y nos llega, como a cualquiera", señaló
El tan temido pico de contagios de coronavirus, finalmente, está llegando a la Argentina. Y los canales de televisión, que hasta ahora venían controlando la situación en base a un protocolo de higiene y distanciamiento social, empezaron a confirmar los primeros casos de COVID-19 entre sus empleados.
Tal es el caso de América TV, que en la noche del jueves comunicó que uno de los iluminadores de emisora había dado positivo en el test, despertando la preocupación de Jorge Rial.

El conductor de Intrusos está dentro de las personas de riesgo frente a la enfermedad por sus afecciones cardíacas preexistentes. Por eso, cuando empezó la cuarentena, decidió comenzar a hacer el programa desde su casa. Sin embargo, la adrenalina periodística no le permitió mantenerse mucho tiempo fuera de su ámbito de trabajo. Y, finalmente, volvió a salir en vivo desde los estudios de Palermo. Pero este viernes, y luego de que se confirmara también que el hisopado de Lizy Tagliani, conductora de El precio justo en Telefe, había dado positivo, tomó una determinación y la comunicó en vivo desde su programa.


“El virus llegó, está instalado y estamos entrando en un momento crítico. Ayer hubo casi dos mil contagiados. Y no somos imprescindibles. ¿Sabés dónde somos imprescindibles? En nuestras casas”, comenzó diciendo Jorge. Y luego señaló a cada uno de sus compañeros, delante y detrás de cámara, asegurando que estaban “todos preocupados” por la situación.

“Estamos todos cagados, pero es el cagazo en el que no hay que hacerse uno bollito y ponerse a llorar. Es el cagazo de la prevención. Nosotros los medios, porque leemos las noticias, creemos que no nos contagiamos. Pero la pantalla, ese vidrio, lo rompe. Y ver cómo se quiere politizar esto para ver quién tiene más o quién tiene menos, me parece canallesco. De una bajeza absoluta. Creyendo que no les va a llegar a ellos”, aseguró el conductor.

Enseguida, Rial enumeró: “Ya llegó acá, llegó a Canal 9, llegó a El Trece, llegó a Telefe... Llegó a todos lados. Lizy ayer me escribió preocupada por mí, cuando ella estaba esperando su resultado, porque yo soy de riesgo y si me agarra voy a tener más complicaciones que cualquiera. Pero yo tampoco quiero poner en jaque a mis compañeros. Estamos acá desde el primer día que se desató la pandemia, haciendo el aguante y bancando a muerte. Yo me quedé unos días y después vine porque no me aguantaba más, siento que tengo que estar. Y me sentía invulnerable. ¿Pero saben qué? No es así. Los imprescindibles son el personal de salud, los de seguridad, el que manea un bondi para llevarnos... Si yo no estoy, no pasa nada”.

El conductor aseguró que él sólo traía “entretenimiento” y que eso “no es poco”. “Pero no es un antibiótico, no es la vacuna contra el COVID... Es entretenimiento, nada más. Así que tomé la decisión de guardarme en mi casa. Por lo menos, hasta fin de mes, como para ver cómo se desarrolla todo. Con esto quiero decirles que dejemos de creernos imprescindibles. No es fácil, porque nuestro ego es enorme y el maquillaje te entra por los poros y se te queda en el corazón. Y pensás que si no venís, Intrusos no va a seguir y la tele va a desaparecer”, señaló.


Rial contó que, para tomar esta determinación había consultado con su médico personal, su psicólogo y sus seres queridos. “Mi decisión personal, se la comuniqué al canal, es guardarme. Por mí, por mi familia pero también por mis compañeros. Cuidarte a vos es cuidar al otro. Acordate siempre de eso. Porque lo que vos estás haciendo tiene llegada directa al que está al lado tuyo. ¿Vos le llevarías el virus a tu hijo, a tu esposa, a tu madre? No, no se lo llevarías. ¿Por qué pensás que no lo vas a hacer?”, aseguró.

Jorge explicó que si habíamos llegado así hasta acá era “gracias a la cuarentena”, ya que la situación “podría haber sido mucho peor”. “Estamos peleando contra un enemigo invisible y desconocido absolutamente. Todavía no sabemos nada. Y nosotros los periodistas, menos que nadie. Pero hablamos como si supiéramos. Interpelamos a los especialistas. Y les discutimos para escuchar lo que nosotros queremos escuchar”.

Finalmente, el conductor aseguró que su programa, “más allá del protocolo”, iba a tomar medidas de rotación de panelistas y todo lo que hiciera falta. Y que se iba a respetar lo que cada uno de los integrantes del ciclo sintiera. “Porque acá es el sentimiento y la responsabilidad de cada uno. Pensábamos que no nos iba a llegar nada y nos llega, como a cualquiera. Te llames Tinelli, Susana, Mirtha o Rial”, concluyó

INFOBAE

No hay comentarios :