Detuvieron a “El Pandu”, uno de los motochorros acusados del brutal robo a la enfermera en Bernal: tiene apenas 18 años


Diego Montiel,  Diego Jesús Montiel fue aprehendido esta noche, acusado de participar junto a un cómplice del ataque ocurrido el jueves pasado, cuando Sandra Segovia fue golpeada hasta quedar inconsciente por un par de zapatillas.

Poco después de la medianoche del viernes, personal de la Comisaría 2ª de Bernal y de la Jefatura Departamental de Quilmes de la Policía Bonaerense capturó al primero de dos sospechosos del violento asalto a la enfermera Sandra Segovia, ocurrido el jueves 4 de este mes en Bernal. Diego Jesús Montiel, alias “El Pandu”, tiene apenas 18 años, cumplidos este último abril.

Según confirmaron fuentes cercanas a la causa a Infobae, Montiel fue encontrado en una vivienda de la calle Falucho, en el mismo domicilio que consta en registros oficiales, en un procedimiento a cargo de la UFI N°4 de la fiscal Karina Gallo, con un expediente por el delito de robo agravado. La orden para allanarlo y detenerlo fue presentada poco después del mediodía de ayer y las fuentes cercanas a la investigación aseguraron que tiene un historial de hechos en la zona. Es decir, su nombre no resultó nuevo.

Le encontraron elementos llamativos: una pistola de aire comprimido con balines de plomo y dos placas balísticas que se asemejan a un chaleco antibalas. Así, Montiel quedó aprehendido en una comisaría de la zona y será indagado este lunes.

El asalto, registrado por una cámara de seguridad de una fábrica, fue de un salvajismo particular. Ocurrió de madrugada, mientras Segovia, de 46 años, se dirigía a su trabajo en un hospital de la zona.

En la filmación se pudo observar el momento en que la víctima caminó sobre la vereda y fue interrumpida por los dos delincuentes a bordo de la moto. Uno de ellos se quedó sobre el vehículo mientras que el cómplice fue el encargado de robarle. La golpeó varias veces con la fuerza suficiente para arrojarla contra la entrada de la fábrica, la noqueó y luego escapó con las zapatillas. En el medio del robo se alcanzó a ver también que sobre la calle Zapiola pasó un auto a gran velocidad.

Sandra resultó herida, con hematomas en varias partes del cuerpo, cortes de importancia en la cabeza producto de un golpe con la culata del arma y debió ser suturada con varios puntos.

Siete días después de lo ocurrido y todavía con los rastros de la violencia que sufrió en el asalto, Sandra grabó un video dado a conocer por el diario Panóptico Sur, en el que relató todo lo que vivió. Allí le reclamó a las autoridades de Quilmes que detuvieran a los hombres que la agredieron y denunció que justo en el momento del hecho pasó un patrullero de la policía, supuestamente sin detenerse para impedir que la robaran.

“Lo único que recuerdo de esa noche es que me cruzaron estos delincuentes y que yo les pedía por favor que no me hicieran nada. Me golpearon, perdí el conocimiento. Conseguí la filmación de la cámara de seguridad y me di cuenta que en el momento que me estaban golpeando y asaltando, pasaba un patrullero y no hizo nada”, dijo la mujer, cubriendo las heridas de su rostro con unas gafas de sol.

Pese a todo, Sandra aseguró que se encuentra en un mejor estado de salud y que continuará trabajando para dar una mano en medio de este contexto de la pandemia de COVID-19.

“Lo único que pido a las autoridades responsables, es que encuentren a estos delincuentes y que la policía explique por qué no se detuvo. Agradezco a todos por preocuparse. Voy a estar bien porque mi deber como enfermera es seguir trabajando en esta pandemia”, aseguró la mujer en el video.

Por lo pronto, las autoridades creen que Montiel es el ladrón que se quedó a bordo de la moto. Queda pendiente la captura del autor del ataque, otro joven de la zona que ya fue identificado.
INFOBAE

No hay comentarios :