CUATRERISMO: DETIENEN A DOS SUJETOS VINCULADOS A UNA BANDA


Para la Justicia, un puestero de Vivoratá aportaba apoyo y "aguantaba" las armas de la banda que fue desarticulada en febrero..

Dos hombres, uno de ellos puestero de un campo de Vivoratá y otro residente en un barrio periférico de Mar del Plata, fueron detenidos por estar vinculados a la banda de cuatreros apresada en febrero por el robo de ganado en establecimientos rurales de la zona.

El fiscal Ramiro Anchou y el funcionario de su fiscalía descentralizada, Diego Benedetti, encabezaron la investigación que surgió del análisis de los teléfonos secuestrados a los cuatro primeros detenidos y que permitió confirmar la existencia dos nuevos integrantes, con roles laterales, de la banda que cometía abigeato en los últimos meses.

En las últimas horas se llevaron a cabo dos allanamientos, uno de ellos en el campo Los Nogales, de Vivoratá, donde fue detenido un puestero. Al revisar su habitación fueron halladas herramientas para despostar y, de forma insólita, medio ternero bajo la cama. Los restos de esa faena estaban sobre el piso, sin protección de ningún tipo. Posteriormente se confirmó que dicho animal había sido obtenido de manera ilegal del mismo campo.

En el otro allanamiento también realizado por personal de Patrulla Rural se secuestraron elementos de importancia para la investigación además del teléfono celular del investigado.

Lo que Anchou y Benedetti pudieron probar en esta etapa de la investigación es que el puestero brindaba apoyo a la banda que en febrero fue desbaratada. Vale recordar que en esa oportunidad cuatro hombres fueron detenidos, todos oriundos de Mar del Plata por robar ganado en campos de la jurisdicción de partido de Mar Chiquita.

Debido a los controles en la ruta, los cuatreros dejaban las armas y las herramientas de desposte en custodia del puestero quien además tenía otro rol clave: entregaba información en la que indicaba dónde podían encontrar animales sin problemas de acceso.

Dos carabinas calibre 22 fueron secuestradas, un calibre similar al que se empleaba para matar a los animales antes de su faena. Ahora los investigadores realizarán comparaciones balísticas para comprobar si las armas halladas en los allanamientos son las mismas que se usaron para matar el ganado.

Los detenidos quedaron a disposición de la justicia por el delito de abigeato agravado y fueron trasladados a la Unidad Penal N°44 de Batán. Además el puestero de Vivoratá afrontará otro cargo por abigeato ya que el arrendatario del campo no le había dado autorización para que carneara el novillo que la policía encontró debajo de su cama.
LA CAPITAL

No hay comentarios :