Alarma en China por brote de Covid-19 en el mercado más grande de Beijing


El sitio donde se dispararon los casos fue un mercado, al igual que en el brote inicial de la pandemia (Twitter).Cerraron el predio y aislaron 11 complejos residenciales cercanos después de que se detectaran 60 casos de transmisión local de coronavirus en los últimos tres días.

China cerró el mayor mercado de alimentos de la ciudad de Beijing, y aisló 11 complejos residenciales cercanos después de que se detectaran casi 60 casos de coronavirus de transmisión local en los últimos tres días entre personas que trabajan o visitaron el mercado, los primeros de su tipo en casi tres semanas en el país cuna de la pandemia.
El brote demostró la capacidad del virus de reaparecer al relajarse la cuarentena y las restricciones generales a la movilidad, y la rápida respuesta de las autoridades de Beijing refleja el énfasis en actuar rápido para evitar la propagación de nuevos casos donde sea que se detecten, una lección aprendida por China de su brote inicial, que también fue en un mercado.
Autoridades de Beijing dijeron que 45 empleados del mercado Xinfadi, que tiene 4.000 puestos de venta, dieron positivo para Covid-19, la enfermedad que causa el nuevo coronavirus, pero eran asintomáticos.

Los positivos fueron hallados luego de que se hicieron hasta ahora más de 500 pruebas, y el objetivo es testear a los más de 10.000 empleados y vendedores y hacer un seguimiento estricto de todos los visitantes del lugar desde el 30 de mayo, explicaron las autoridades.

Más temprano, la Comisión Nacional de Salud china informó de otros siete casos de transmisión local en los últimos dos días, todos ellos de personas que trabajan o visitaron el mercado y que sí presentaron síntomas. Los partes de la comisión no incluyen casos asintomáticos.

El brote ha causado gran alarma en el país donde se originó la pandemia a fines del año pasado, porque se trata de los primeros casos de transmisión local -no importados- en China en casi tres semanas y los primeros en Beijing en más de 50 días.

El mercado fue cerrado para ser desinfectado después de que se detectaran los casos y de que 11 muestras ambientales tomadas en el lugar también dieran positivo, informó la agencia de noticias estatal china Xinhua.

Centenares de agentes de las fuerzas de seguridad en camiones de transporte militar se presentaron en el inmenso mercado para sellarlo e impedir el paso de cualquier persona.

Mercado en la mira
Las autoridades sanitarias centraron su atención en el mercado tras detectar los tres primeros casos: dos de las personas habían ido al lugar a hacer compras mientras que una tercera trabajaba con una de ellas en un instituto de investigación de carne, según medios locales.

Además, se aislaron 11 complejos residenciales ubicados en las inmediaciones del Xinfadi para tratar de contener el virus y evitar un nuevo brote de Covid-19.

El diario Beijing News informó en las redes sociales que el Partido Comunista estaba organizando una red de voluntarios, para satisfacer las necesidades esenciales de las personas que quedaron encerradas en los barrios adyacentes al mercado.

Operativo crucial
Tras conocerse los tres primeros contagios, las autoridades de Beijing dieron marcha atrás con algunas de las medidas tomadas recientemente para relajar la cuarentena.

La primera decisión fue retrasar la reapertura de las escuelas planeada para el próximo lunes para los estudiantes de primero a tercer grado.

Beijing había bajado su nivel de emergencia sanitaria hace una semana y se preparaba para volver a la normalidad, tras casi dos meses en los que sólo habían registrado contagios importados.

El brote de coronavirus en la ciudad central china de Wuhan en diciembre pasado, que dio origen a la pandemia, surgió aparentemente de un mercado de pescados y mariscos, desde el que se propagó rápidamente por toda esa ciudad de 11 millones de habitantes y al resto del mundo. Hasta ahora, China ha registrado 83.114 casos del nuevo coronavirus y 4.634 muertes.

El centro de distribución mayorista de Xinfadi provee el 90% de los vegetales frescos y la fruta que consume Beijing, y distribuye a la mayoría de los mercados más pequeños de la ciudad.

¿Salmón culpable?
Las primeras inspecciones realizadas detectaron el virus en una tabla de cortar pescado utilizada por un vendedor de salmón importado, explicó el responsable del mercado, Zhang Yuxi.

El salmón procedía a su vez del mercado de pescado y marisco de Jingshen, ubicado, al igual que el mercado de Xinfadi, en el distrito de Fengtai, que ha sido igualmente cerrado al igual que otros cuatro centros de distribución de alimentos de la ciudad.

Ese descubrimiento llevó a que el resto de mercados y grandes superficies como Carrefour, Walmart, además de los super mercados de alimentación de la capital, anunciasen que retiraban de su oferta el salmón, en su mayoría importado de Noruega.

El distrito de Fengtai decretó drásticas medidas de control y prevención del virus para tratar de evitar su propagación.

Chu Junwei, un funcionario de Fengtai, donde viven más de 2 millones de personas, dijo que toda esa zona de la ciudad se ha declarado en "emergencia de guerra".

Se ha dispuesto un centro de control y, además del aislamiento de 11 complejos residenciales, se cerraron tres escuelas primarias y seis guarderías, según la TV estatal. También se suspendieron los tours en grupo y los eventos deportivos.
CRÓNICA

No hay comentarios :