Murió una nena de 3 años con el 30% de su cuerpo quemado: arrestaron a su madre y a su padrastro.


El hecho ocurrió este martes por la mañana en Ciudad Evita, en el oeste del conurbano bonaerense. Hoy el fiscal de la causa indagará a la pareja en sede judicial.

En la madrugada de ayer, una pareja arribó a un centro médico en Ciudad Evita, en la zona oeste del conurbano bonaerense, con su hija de tres años en brazos. La nena tenía el 30% del cuerpo quemado y estaba gravemente golpeada. Pocos minutos después de llegar al lugar, falleció. La policía arrestó a la madre y al padrastro de la menor, acusados como los principales sospechosos de asesinarla.

Según revelaron fuentes judiciales a Infobae, Angélica Venturino, de 27 años, y Julio Gersomino, de 23, arribaron a primera hora de la mañana de ayer a la Unidad Sanitaria Doctor Ramón Carrillo, en dicha localidad del Gran Buenos Aires, para atender a la niña, que ya presentaba un grave estado de salud.

Los investigadores relataron que la víctima tenía el 30% del cuerpo quemado, múltiples moretones en la zona del tórax y el abdomen y una herida corto punzante en el lado izquierdo de la cabeza. Así, poco pudieron hacer los médicos, que a los pocos minutos confirmaron su fallecimiento.

Inmediatamente, llamaron a la Policía para informar lo que había sucedido. Los agentes arribaron al lugar y se llevaron a los padres para que relaten lo que había pasado.

Según explicaron las fuentes con acceso a la investigación, Venturino y Gersomino dijeron que la “nena se había caído”. Sin embargo, los efectivos policiales comenzaron a sospechar e hicieron más preguntas. Ante esta reacción, la pareja comenzó a contradecirse en el relato. En consecuencia, dieron aviso al fiscal de Homicidios de La Matanza, Juan Pablo Tathagian, que ordenó el arresto de ambos por “homicidio agravado por el vínculo” de la menor.

Una vez que comenzó la investigación, los detectives recogieron distintos testimonios para intentar reconstruir lo que había sucedido. Según sostuvieron las fuentes consultadas, todos los vecinos que declararon afirmaron que en esa casa, ubicada en el monoblock 27 del barrio Villegas, se escuchaban los gritos de la niña cada vez que sufría una golpiza. También declararon que tanto Venturino como la niña sufrían violencia y malos tratos constantes por parte de Gersomino.

Además, según dijeron a este medio, la cuñada de Venturino había logrado sacar a la niña de la casa unos meses atrás, pero la madre volvió a llevársela pocos días después.

Así, el fiscal ordenó un allanamiento en el departamento donde vivía la pareja junto a la menor. Adentro se encontraron manchas de sangre sobre una cama y los celulares de la pareja, los cuales fueron secuestrados. Asimismo, la Policía Científica realizó distintas mediciones en el domicilio para estudiar la veracidad de los dichos de los imputados con respecto a la supuesta caída de la niña como el causante de la muerte. Según afirmaron, Venturino está embarazada y espera un hijo junto a Gersomino .

En tanto, el fiscal Tathagian indagará hoy a Gersomino y Venturino mientras aguarda el examen preliminar de la autopsia, prevista para el jueves, para confirmar cómo fue la muerte de la niña.
INFOBAE

No hay comentarios :