Caso de abuso sexual y violencia de género...Aberrante


El acusado es el ex concubino de la víctima, quien permanece prófugo ya que no estaba en su domicilio cuando la policía fue a detenerlo. El caso es de un extrema violencia de género en un ámbito intrafamiliar.

Una mujer de 32 años fue víctima durante el fin de semana pasado de un estremecedor ataque sexual y por el hecho está prófugo su ex concubino, quien no pudo ser detenido por la policía esta tarde al allanar un domicilio en el partido de Pinamar.

El caso contiene aspectos tan violentos que tanto las autoridades de la Comisaría de la Mujer como el fiscal Juan Pablo Lódola mantuvieron absoluta reserva de los hechos ocurridos el fin de semana.

No obstante trascendió que todo se inició en Mar del Plata y prosiguió en Ostende, donde el hombre de 33 años había fijado su residencia tras separarse de la mujer. 

Es que ambos habían mantenido una convivencia de 9 años y se habían separado poco antes de que acabara el 2019. 
De esa relación nacieron dos hijas que la semana pasada debían compartir tiempo con su padre. 
Por eso el hombre pasó a buscarlas y las llevó a su casa en Ostende.

El viernes por la noche la mujer comenzó a recibir mensajes de su ex pareja con reproches por no atender rápido el teléfono y con un pedido de reiniciar la relación. “Es lo habitual en estos casos de violencia de género intrafamiliar”, dijo una fuente consultada.

La mujer finalmente observó con sorpresa que su ex pareja le estaba enviendo mensajes desde el exterior, en Mar del Plata. El hombre entró a la casa y capturó a la mujer, la obligó a subir al automóvil, y la llevó a la costa, frente al Parque Camet. 

Tras revisarle el teléfono y descubrir que la mujer mantenía una conversación con un joven la golpeó y la llevó de retorno a la casa. 

Allí en el interior de la vivienda la violencia llegó a un extremo que sorprende hoy a los investigadores: le arrancó la ropa, la abusó y mientras lo hacía tomó fotografías con el teléfono y se las envió a ese joven con el que la mujer mantenía conversaciones.

Horas más tarde, el hombre obligó a ir a la mujer hasta Ostende para reencontrarse con las niñas. Una vez en esa vivienda, el hombre se fue a trabajar y por la tarde recién permitió que la mujer regresara a Mar del Plata. 

Previo a esto la amenazó de muerte para que no contara nada de lo sucedido y mucho menos lo denuncie.

Lejos de satisfacer esa exigencia, la víctima llegó a Mar del Plata y se dirigió a la Comisaría de la Mujer, donde realizó la denuncia. 
El fiscal Lódola realizó las distintas verificaciones y solicitó a la Justicia de Garantías la orden de detención contra el hombre y la requisa de la vivienda de Ostende.

En la tarde de este viernes una comisión de la Comisaría de la Mujer viajó a Ostende para detener al hombre, aunque ya contaban con información sobre su ausencia. 
Al parecer en los últimos días había desaparecido de esa casa que alquilaba.

El allanamiento sirvió, no obstante, para obtener algunos elementos de prueba y para emitir de inmediato una orden de captura.
LA CAPITAL

No hay comentarios :