Autos de alta gama eran escondidos y decían que se los habían robado


Diez costosos vehículos con pedido de secuestro activo desde distintas comisarías, algunas de otros lugares del país, fueron secuestrados en la cochera de un anciana. La policía busca al hombre que se la había alquilado.

Fue el lunes. Un ciudadano se presentó en la comisaría cuarta y denunció que le habían robado su costoso automóvil marca Volkswagen Vento. “Eran dos, estaban armados. Me asaltaron en 1 de Mayo y Falcucho”, dijo. Ese caso, como otros, comenzó a ser investigado por la policía pero el desenlace se adelantó a los tiempos normales. El martes a la noche el vehículo apareció en el barrio Don Bosco, junto a otros nueve de alta gama y una motocicleta: todos estaban en el interior de una cochera que una jubilada le había alquilado a un hombre con antecedentes penales.

A través de una causa que se tramita en varias fiscalías, pero que sobre todo está a cargo de la que se especializa en la temática Automotores, encabezada por Romina Díaz, los investigadores lograron establecer que la mayoría de los rodados tenían pedido de secuestro activo. En general, sus dueños habían denunciado ser víctimas de asaltos a mano armada, al igual que el propietario del Vento, y no sólo en Mar del Plata sino también en localidades del conurbano bonaerense.

La investigación se centró desde un comienzo en el inquilino de la cochera, quien hace aproximadamente 20 días dejó de frecuentar el lugar y de tener contacto con la arrendadora. Con el paso de los días, el personal de la comisaría cuarta que intervino en los operativos comenzó a sospechar que en el interior de esa propiedad se escondían vehículos robados.

Cuando se produjo la última denuncia, el lunes, el caso estaba ya bastante avanzado. Y ese fue el detonante para que el martes se llevara a cabo un allanamientos.

Ahora bien, la sospecha de la policía llega aún más lejos: creen que los robos en realidad no existieron y que lo que hacían las presuntas víctimas con esos vehículos era entregárselos al inquilino de la jubilada, para que los escondiera porque presentaban algún desperfecto mecánico grave. El objetivo, al parecer, era cobrar dinero de los seguros.

Entre los diez secuestrados, hay un Audi, un BMW, un Volkswagen New Beatle, un Peugeot y tres camionetas. Cinco de ellos tienen pedido de secuestro activo por robo o hurto de comisarías de Mar del Plata y otros dos de Hurlingham y Morón. Los uniformados también se incautaron de una motocicleta de alta cilindrada patentada en Santa Fe y con irregularidades en el cuadro.

Por ahora el principal sospechoso en la causa, que tiene antecedentes delictivos, está prófugo, y se espera que la Justicia dicte una orden para que se efectivice su captura a la brevedad. Mientras tanto, la cochera de la jubilada quedó clausurada y aunque manifestó no tener idea de lo que ocurría en el interior de su propiedad, quedó notificada de la formación de una causa por el delito de “encubrimiento” en la que fue imputada.
LA CAPITAL

No hay comentarios :