BALCARCE: “Me cansaste flaco”, dijo el ‘Ñoño’ y lo mató a puñaladas: casi 12 años de prisión


Jorge Luis Prome fue condenado tras un juicio abreviado en el Tribunal Oral en lo Criminal 4. El hecho se registró en abril del año pasado en Balcarce.

Un hombre de 39 años que en abril de 2018 mató a puñaladas a un sujeto en la ciudad de Balcarce fue condenado a once años y ocho meses de prisión tras la validación de un acuerdo de juicio abreviado en el Tribunal Oral en lo Criminal 4. Jorge Luis Prome fue identificado por varios testigos y detenido poco después del ataque cuando intentó esconderse de la policía.

El acuerdo suscripto por la fiscal Florencia Salas y la Defensora General Cecilia Margarita Boeri fue validado por el Juez Jorge Peralta tras considerar que se presentó en tiempo y forma, no tener discrepancias insalvables con la calificación adoptada y no verificar ninguna de las circunstancias que autorizan a desestimar la solicitud de juicio abreviado.
La noche del viernes 13 de abril de 2018 Jorge Luis Prome –conocido como “Ñoño”-caminaba con otras personas en inmediaciones de la calle 8 y Avenida del Valle de la ciudad de Balcarce cuando se cruzó con un conocido y comenzó a discutir. “Me cansaste flaco” fueron las palabras que empleó según los testigos antes de apuñalar a Julio Alejandro González en dos oportunidades con un cuchillo que fue secuestrado posteriormente.

Mientras Prome escapó del lugar, la víctima –con dos heridas de arma blanca en flanco e hipocondrio izquierdo que le causó peritoneo y perforación de estómago- fue trasladad al hospital de Balcarce donde falleció horas más tarde.

Según los testigos “Ñoño” comenzó a discutir con la víctima –conocida como “Caracortada” o “Mataco”- porque se le había insinuado a su hermana en una bailanta. Ese enfrentamiento derivó en las dos puñaladas mortales y en un fallido intento de huída que fue reconstruído por los investigadores a partir de otras testimoniales.

Prome fue a la casa de una familiar a pedir ayuda para cambiarse la campera y esconderse de la policía. Antes de salir y buscar refugio en un albergue, devolvió el cuchillo que le habían prestado para ir a comer un asado y que –tras las pericias de rigor- se confirmó que fue el arma empleada para el ataque.
En la sentencia a la que tuvo acceso 0223, el Juez Peralta descartó cuestiones eximentes de la responsabilidad penal, valoró como atenuantes la ausencia de antecedentes penales del imputado y el buen concepto vecinal consignado. En cuanto a los agravantes descartó la huída inmediata planteada por la fiscal y consideró la nocturnidad “como ámbito propicio para la comisión del hecho”.

El magistrado calificó al hecho como homicidio simple y condenó a “Ñoño” como coautor a la pena de once años y ocho meses de prisión. 

0223

No hay comentarios :