Fumigaban cerca de una escuela mientras filmaba, la amenazaron y rompieron los vidrios de su auto


Una auxiliar de la Escuela Primaria N°46 registró el accionar "ilegal" de un "mosquito" sobre un campo. Dos personas encapuchadas le rompieron los vidrios de su vehículo. Enérgico repudio de ATE y la Asamblea Paren de Fumigarnos.

Una trabajadora auxiliar de la Escuela Primaria N°46 de General Pueyrredon recibió amenazas luego de fotografiar cómo fumigaban un campo ubicado a escasos metros del establecimiento educativo.

Enseguida, la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) seccional Mar del Plata repudió las amenazas que recibió la mujer, quien “fotografío el accionar criminal” en un campo de la zona que “estaba siendo fumigando sin respetar el límite de 1000 metros de zonas habitadas”.

De acuerdo a lo revelado por el gremio, el episodio sucedió el 5 de octubre tras la denuncia de una trabajadora de la escuela del paraje San Francisco situado en la zona frutihorticola, entre las rutas 88 y 226, entre Batán y Sierra de los Padres.

La auxiliar, de quien las fuentes protegen su identidad por temas de seguridad, aseguró que fue amenazada por haber sacado fotos a un “mosquito” que fumigaba a metros del colegio pese a que se encuentra prohibido.

ATE describió, en su repudio, a la fumigación como un “accionar criminal” y responsabilizó al intendente Carlos Arroyo, por “no hacer cumplir la cautelar, lo que evitaría las graves consecuencias que este tipo de químicos tienen para la salud y las amenazas recibidas por la compañera auxiliar, por cumplir con su deber de ciudadana, denunciando gráficamente este accionar”.

Según las fuentes sindicales, la auxiliar llegó a cumplir sus tareas y al ver que un avión estaba fumigando comenzó a sacar fotos pero por la tarde cuando salía de otra escuela, la secundaria 50, donde también cumple funciones fue amenazada por dos personas encapuchadas que le rompieron los vidrios del vehículo en el que se trasladaba.

Tras estos episodios, ATE Mar del Plata repudió lo sucedido y pidió la intervención del gobierno municipal.

A su vez, la Asamblea Paren de Fumigarnos también denunció el caso públicamente y repudió “toda persecución a quienes defienden el derecho a la salud y a un ambiente sano”.

“Esta situación se vive en el partido de General Pueyrredón, donde está en plena vigencia una medida cautelar de la Suprema Corte que establece mil metros libres de fumigaciones; donde el registro fotográfico y audiovisual es la única herramienta que tenemos los vecinos para denunciar ante un Ejecutivo que se niega a desplegar las acciones necesarias para cumplirla”, añadió la Asamblea en un comunicado.
LA CAPITAL

No hay comentarios :