Piden que abran su tumba-MIRAMAR


Sospechan que el cadáver de otro menor pudo haber sido robado. 
El pedido se presentó en la Municipalidad tras la profanación de dos tumbas y la sustracción de los cuerpos.

Familiares de Pablo Dorao Carmona, un niño de 2 años y 8 meses que falleció el 19 de diciembre de 2018 y fue sepultado dos días después en el cementerio de Miramar, solicitaron formalmente, tras una reunión mantenida con el fiscal Rodolfo Moure, la apertura de la tumba.

Este pedido se debe a los antecedentes de los robos de cadáveres de Ciro Lescano (4 meses) y Liam Rodríguez (2 años).

El pasado 12 de agosto ingresó por mesa de entradas una nota firmada por la madre del pequeño fallecido, Ivana Naiquén Carmona, la abuela materna y una tía abuela, dirigida al propio jefe comunal, Germán Di Cesare, donde entre sus principales párrafos aduce que, “habiendo recurrido a la Justicia, la cual por medio del fiscal Moure nos deriva al municipio quienes les corresponde dar autorización sin ser negada para dicha exhumación”
IMG-20190815-WA0001
“El mismo (por Moure) refiere que tenemos el derecho solicitarla sin ninguna orden judicial”, asegura el escrito.
De esta manera, ahora habrá que esperar la respuesta del municipio sobre una medida que ya había adelantado el propio titular provisorio de la UFI Descentralizada de Miramar.
LA CAPITAL

No hay comentarios :