Panaderos elaboraron lista de precios sugeridos y el kilo de pan podría llegar a los $100


Será el valor para mignones, flautitas y milonguitas. La docena de facturas especiales de manteca trepará a $240 y las masas finas y secas a $650, aproximadamente.

El impacto de la disparada del dólar llegará a las panaderías en los próximos días y el kilo de pan podría llegar a los $100, según sugirieron desde el Centro de Industriales Panaderos de Mar del Plata, aunque hay panaderías que el kilo de pan oscila entre los 60 y 70$.-.

A través de una lista con precios “orientativos” que se difundió en las últimas horas, desde el sector buscan establecer valores de referencia en el marco de una fuerte devaluación y aumento de los costos de elaboración.

Así, sugirieron que el kilo de mignon, flautitas y milonguitas esté a $100, el de panes saborizados a $130, el de pan de salvado y blanco sin sal a $120, las pre-pizzas a $75 cada una y pan pebete, panchos y hamburguesas a a $160 la docena. Otros productos de uso habitual como el pan rallado, el 1/4 podría llegar a los $90.

El aumento también correrá para las facturas, masitas finas y tortas. Según los valores difundidos, la docena de facturas surtidas podrá alcanzar los $190, las de hojaldre $220 y las especiales de manteca $240. En tanto, las masas finas y secas treparán a los $650 y las tortas decoradas a $660.



El presidente del Centro de Industriales Panaderos de Mar del Plata, Carlos Monzón, aseguró a LA CAPITAL que la lista sólo es “orientativa” y que la aplicación de los aumentos estarán sujetos a la decisión de cada panadero.

“Se decidió enviar una lista porque hay mucha incertidumbre en el sector. Esta semana la bolsa de harina pasó de costar $850 a $1150, $1200, lo que nos lleva a tener que rehacer los planes de costos que veníamos manteniendo”, argumentó, al tiempo que aseguró que “no es verdad que no se está entregando harina”. “Sí se puede acceder a una bolsa, pero hay que pagar ese valor remarcado”, aclaró.

Monzón también explicó que la lista será recibida por los panaderos “pero no quiere decir que todos decidan aplicar estos precios”. “Eso dependerá de muchos factores como el valor de alquiler, la cantidad de empleados, la forma de comercializar”, señaló.

La alta volatilidad del dólar llevó en estos últimos días a que muchas empresas proveedoras decidan suspender entregas o aplicar aumentos de entre el 15% y el 20%. Esta situación, aseguran desde el Centro, afectó en mayor medida a los sectores que elaboran alimentos todos los días.

“Hoy un panadero tiene harina para una semana como máximo. Además, elaboramos productos con 16 horas de vida, por lo que no cabe la posibilidad de suspender la compra de materia prima. Necesitamos continuar la producción”, señaló.

“Además, las panaderías son el último eslabón de una cadena de productores que comercializan en dólares. Lo que precisamos es que el gobierno intervenga en el abastecimiento de los molinos”, señaló y aseguró que la situación en el sector es “desastroza”. “No podemos subir más los precios porque sino las ventas van a bajar aún más y hay que hacer frente a las tarifas, los sueldos y los alquileres”, concluyó.

No hay comentarios :