Una mujer acude a una clínica para que le amputen una pierna y le cortan la otra por error en Argentina


Vista exterior del Nuevo Sanatorio BerazateguiMagdalena, de 67 años, tenía que ser intervenida debido a varias lesiones en una pierna provocadas por una diabetes.

Por desgracia, las negligencias médicas van acompañadas del desarrollo diario de esta profesión. Sin embargo, hay algunas que son estrepitosas, tanto que copan los titulares de los digitales internacionales. En este caso, una mujer acudió a un centro médico de Berazategui, en Argentina, para que le amputaran una pierna y erróneamente le cortaron la otra que estaba sana.

La familia de la paciente ha denunciado estos hechos, que ocurrieron en el Nuevo Sanatario Berazategui, en ese municipio del sur de Buenos Aires. La mujer debía someterse a una operación debido a las lesiones que presentaba en una de las piernas, producidas por una diabetes.

Magdalena, de 67 años, fue trasladada a otra clínica de Quilmes tras el suceso, ocurrido el lunes y por el que va a intervenir en el caso la fiscal Karina Santolin. Mayra, la hija de la paciente, ha descrito la lamentable situación en declaraciones que recoge «Clarín». «Claramente el médico no sabe qué pierna amputó. La pierna derecha era la que estaba en proceso, figura en la historia clínica, no sé qué pasó. Cuando entramos a la habitación nos dimos cuenta enseguida», ha explicado.

De hecho, ya le habían tenido que amputar anteriormente un dedo de esa pierna. «Cuando levanté las sábanas, vi que era la pierna izquierda la que habían amputado», añadió la hija, que tras comprobar el gravísimo error fue en busca de los médicos. «Ahí lo encontré al cirujano, estaba muy nervioso. El doctor es de apellido Cardozo. No tenía palabras, no sabía qué decirme. Justo llegan dos amigas mías, ellas escucharon la discusión, pero no sabía qué decirme... Es el mismo médico que le había amputado el dedo de la pierna afectada. El pie estaba vendado, había que sacarle esa protección y proceder en esa misma pierna», detalló Mayra.

Los encargados del centro médico todavía no se han pronunciado y todavía no se ha hablado de una investigación. Para más cabreo de la familia, la paciente fue enviada a una sala compartida. «La mandaron a una sala común. Y ella es diabética, hipertensa, no podía entender que la mandaran ahí. Ella requiere otros cuidados. Luego pudimos conseguir que la trasladaran», informa. «Tuvimos que llamar a la Policía. También quise hablar con otro de los médicos que atiende a mi mamá, el doctor Rico, pero no pude. No voy a parar hasta la sacarle la matrícula a Cardozo, que sé que sigue atendido», finaliza la hija de la afectada.


ABC

No hay comentarios :