Pondrían cámaras y mejorarán la iluminación del cementerio de Miramar


Mientras continúa la búsqueda del cuerpo de Ciro Lescano que desapareció de la necrópolis local, el municipio decidió reforzar la seguridad con un monitoreo permanente y mayor panorama visual en horario nocturno. 
Se mantiene el resguardo de la investigación.

Por el momento no existen mayores novedades respecto al paradero del cadáver de Ciro Lescano (4 meses) que fue sustraído, según los investigadores, entre el 5 y 8 de julio pasado del cementerio de Miramar, donde había sido sepultado tras fallecer de un paro cardíaco súbito.

Mientras tanto, desde el municipio informaron que se iniciaron los trámites para adquirir un sistema de cámaras con el objetivo controlar la seguridad de la necrópolis local. El mismo será monitoreado en la oficina interna del cementerio y paralelamente desde la central ubicada en el primer piso de la terminal de ómnibus.

Asimismo, se reforzará la iluminación de todo el predio con el propósito de controlar mejor el horario nocturno.

La situación es compleja y tensa. La Justicia lleva a cabo una investigación sin que trascienda demasiada información, lo que lleva a pensar al menos en dos hipótesis. Por un lado, que no existan aún datos certeros que permitan avanzar en el caso, o bien que el proceder de la SubDDI haya allanado caminos y se esté ante inminentes operativos para tratar de resolver un hecho aberrante que mantiene en vilo a la ciudad.

Trascendió que durante en las horas hubo una serie de actuaciones y que se aguardan órdenes de la Justicia para ir sobre ciertas pistas, aunque sigue prevaleciendo el hermetismo.

El lunes por la mañana, Noelia Lescano se presentó en el municipio exigiendo ser atendida por el intendente, Germán Di Cesare, a quien le reclamó que “se encargara de encontrar el cuerpo de su hijo”.

Al no obtener la respuesta esperada, la mujer en un evidente estado de nerviosismo rompió una serie de vidrios de la oficina de acceso al despacho del jefe comunal. Luego fue retirada por la fuerza pública y hubo nuevos incidentes en la propia puerta del edificio municipal, donde junto a un grupo de manifestantes y allegados produjeron quema de gomas.

Los altercados se extendieron a la Secretaría de Desarrollo Humano y el Concejo Deliberante, donde Lescano fue atendida por funcionarios y ediles de diversos partidos políticos.

Reunión esperada 

Durante la tarde la tensión no bajó, pero Noelia Lescano obtuvo lo que finalmente quería, encontrarse con Di Cesare quien le aseguró  que “se están llevando a cabo los esfuerzos necesarios para resolver el caso”.

Vale recordar, que la comuna ofreció una recompensa de 100.000 pesos para quien aporte datos de real interés a la causa pero hasta ahora el incentivo no tentó a ninguna persona que pudiera al menos haber observado algo extraño.

Por otra parte, los empleados de la necrópolis fueron licenciados mientras continúa una instancia pre sumarial encabezada por el Departamento de  Legales.

Este martes proseguían los rastrillajes  policiales al sur del vivero dunícola “Florentino Ameghino”,  para tratar de dar con el cuerpo del niño o al menos obtener alguna pista que determinara el destino de éste, teniendo en cuenta el antecedente del hallazgo en esa zona del cadáver mutilado, tras ser desenterrado del cementerio de Otamendi, de Matías Fernández Tejerina (2 años) en marzo de 2017.
LA CAPITAL

No hay comentarios :