WhatsApp promete resistir, pero todo indica que la manipulación continuará


La plataforma anunció que demandará a quienes realicen envíos masivos de mensajes políticos.

El domingo pasado, WhatsApp anunció que empezará a demandar judicialmente a las personas o entidades que realicen envíos masivos de mensajes a través de esa plataforma. Se trata de una admisión tardía por parte de WhatsApp de que en el mundo se ha instalado una industria de envíos automatizado de millones de mensajes, difundiendo fake news (noticias falsas) o simplemente propaganda política en grupos cerrados, imposibles de ser monitoreados.

La legislación electoral de la mayoría de los países no contempla ninguna herramienta para lidiar con este nuevo uso de las redes sociales para hacer propaganda política o desinformar.

A fines del año pasado, el diario Folha de São Paulo comenzó a publicar una serie de informes detallando el submundo de las campañas políticas en las redes sociales. En octubre, esos informes revelaron que las empresas estaban comprando paquetes de mensajes contra el PT (Partido de los Trabajadores) de las agencias de marketing y que preparaban una gran operación en la semana anterior al ballottage. La campaña de Jair Bolsonaro negó tener conocimiento de los mensajes en masa enviados por las agencias QuickMobile, CrocServices y Yacows.
LA NACIÓN

No hay comentarios :