TUVIERON QUE HACERLE UN CORRALITO PARA QUE BAJE DE SU AUTO


Fue en el marco de un operativo de control realizado durante la madrugada en Constitución. La conductora estuvo una hora en el vehículo hasta que descendió. Tenía 1,03 g/l de alcohol en sangre.


Una mujer que conducía alcoholizada protagonizó un insólito episodio esta madrugada cuando, tras someterse a un test de alcoholemia, no quiso descender de su auto por lo que los inspectores resolvieron encerrar el vehículo en un “corralito” para que no pudiera escapar.

El hecho se registró en la madrugada en la zona de Constitución, donde personal del área de Tránsito del municipio montó un operativo de control vehicular.
AUTO CORRALITO 02 
En ese contexto, frenaron a un Ford Ka conducido por una mujer quien, al hacerse el test de alcoholemia el mismo le dio positivo, con 1,03 g/l de alcohol en sangre. La conductora, a pesar de esta situación y del pedido de los inspectores, se negó a bajar del auto
Ante la negativa de la mujer de abandonar el auto, los inspectores de Tránsito resolvieron encerrar al vehículo en un “corralito” que hicieron con fajas de “peligro”.

Tras una hora, según informaron fuentes oficiales, la mujer cambió de actitud y descendió del auto y, como es habitual en estos casos, su licencia de conducir quedó retenida y el auto secuestrado.
LA CAPITAL

No hay comentarios :