Policías detenidos: piden prórroga para definir la prisión preventiva


 Iván Peicoff y Edwin Javier Saffer seguirán alojados en la Unidad Penal 44 de Batán. Habrían extorsionado a un empresario. La fiscal Lorena Irigoyen espera por el resultado de algunas pericias para avanzar con la causa.
La fiscal que investiga a los policías detenidos acusados de haber extorsionado a un empresario del puerto solicitó una prórroga para definir si solicitará o no la prisión preventiva.


Según explicó la fiscal Lorena Irigoyen , pidió una prórroga a la Justicia de Garantías porque aún no están listas las pericias a los teléfonos celulares del oficial ayudante Maicolm Iván Peicoff (26) y el teniente Edwin Javier Saffer (49).

Si bien, para la fiscal el plexo probatorio sería suficiente para solicitar la prisión preventiva de ambos, los resultados de las pericias de los teléfonos celulares de Peicoff y Saffer podría sumar más pruebas sólidas para justificar la prisión preventiva y evitar así cualquier posibilidad de oposición a la medida por parte de las defensas de Peicoff y Saffer.

Además del análisis de los teléfonos celulares, los investigadores también cuentan con imágenes de cámaras de seguridad -tanto privadas como municipales- en la que se ven a los policías del Gabinete de Prevención de la comisaría distrital tercera en el lugar y en el horario donde la víctima denunció que fue estafada.

Hasta que se resuelva si la fiscal solicita o no la prisión preventiva, Peicoff y Saffer seguirán detenidos en el pabellón especial que tiene la Unidad Penal 44 de Batán para miembros de las fuerzas de seguridad detenidos que está separado de la población común.

Policías sospechosos

El teniente Saffer y el oficial ayudante Peicoff están acusados de haberle exigido dinero a las autoridades de la empresa pesquera “El Tubo” para mover cerca de 2.000.000 de pesos en mercadería congelada.

A Peicoff y Saffer se los acusa de que el 12 de abril, entre las 18.30 y las 19.30, exigieron la entrega de dinero a dos empleados al verlos hacer un trasbordo de mercadería frente a las instalaciones de la planta ubicada en
San Salvador al 4800.

Para la Justicia, haciendo abuso de su cargo y función habrían exigido, para que pudieran seguir con la actividad, la suma 10.000 pesos, montó que luego fue “negociado” a 8.000 pesos.

El pedido era muy simple y prácticamente no le dejó opción a la víctima, si no pagaba la suma pedida por los policías, los 2.000.000 de pesos en mercadería se echarían a perder.

Los empleados de la firma se comunicaron con su encargado, quien poco después se hizo presente en el lugar y los dos policías, a bordo de un automóvil Volkswagen se ofrecieron a llevarlo hasta las oficinas de la firma. El encargado habló con el dueño de la empresa, quien autorizó el pago.

Una vez que la mercadería quedó liberada, el empresario efectuó la denuncia contra los policías.

Peicoff y Saffer fueron detenidos el pasado jueves 6 de junio, mientras cumplían funciones en la comisaría tercera -Padre Dutto y Magallanes-.
LA CAPITAL

No hay comentarios :