LO TENÍAN BIEN PLANEADO: ROBAN A MANO ARMADA UN COLEGIO


Sucedió a las 7.30 en el CADS y los delincuentes robaron la recaudación del cobro de cuotas de los últimos días.
Para hacerlo ataron a un sereno y redujeron a empleados administrativos. "Quedamos consternados", reconoció el propietario del colegio.
Dos delincuentes armados asaltaron esta mañana la escuela Cads, de San Juan y Saavedra, pocos minutos antes de que comenzara el arribo de los alumnos y tras maniatar a un sereno y controlar a empleados administrativos escaparon con una importante suma de dinero.

El hecho se produjo a las 7.30 cuando el personal administrativo ocupaba el sector de oficinas de la reconocida escuela marplatense y un auxiliar preparaba el establecimiento para la llegada de docentes y niños.

Armados y con el rostro cubierto, los dos delincuentes llegaron hasta el acceso principal y redujeron al sereno, luego a los empleados y se dirigieron al sector de cajas, donde, trascendió, había una fuerte suma de dinero por tratarse esta semana de los principales días de cobro de cuota en la institución, sumado a un pago que el establecimiento debía realizar al IPS.

En poco tiempo, “no más de ocho minutos”, los asaltantes finalizaron el robo y lograron escapar con el botín por la parte trasera del edificio. El personal de la comisaría cuarta que trabajó en el lugar del hecho sospecha que los delincuentes no tuvieron mayores impedimentos en escapar, mientras que los directivos del establecimiento afirman que los asaltantes “contaban con información previa” para cometer el hecho.

El propietario del establecimiento y exsecretario de Educación del Municipio, Néstor Lofrano, aseguró que “por la manera en la que se movieron los delincuentes, hubo inteligencia previa” ya que “conocían nombres y sabían adonde revolver y buscar el dinero”.

“Creemos que conocían el movimiento de la escuela, porque a las 7 se produce el recambio: se retira el sereno pero antes ingresan personas de mantenimiento que prenden las luces, la secretaria, la señora que atiende el buffet y el personal de recepción; los delincuentes maniataron a seis personas, las amordazaron y las encerraron en un aula”, explicó el propietario.

Los delincuentes “llamaron por el nombre” a la secretaria del colegio y la obligaron a desactivar la alarma y abrir la puerta de una oficina administrativa donde “sabían que se guarda el dinero”, indicó Lofrano y precisó que “usaron una maza para romper la caja fuerte y un armario, dos lugares donde se guarda el dinero”.

La cifra que en escasos minutos sustrajeron los delincuentes “todavía no fue calculada” pero “es una suma importante para nosotros”, indicó el propietario del colegio.

Sumado al hecho de que “conocían nombres y movimientos”, llamó la atención también que los delincuentes huyeran por el sector trasero del colegio, por la calle Olazábal. Para eso, “abrieron con llave y las sucesivas puertas hasta la calle; tenían cómo abrirlas y eso nos confunde más”.

Si bien los sujetos “no golpearon a nadie”, sí mantuvieron maniatados y encerrados a los trabajadores que habían en el lugar. Afortunadamente todavía no habían ingresado los alumnos al colegio, que pese al episodio sufrido esta mañana, decidió dictar clases con normalidad.

Por último, Néstor Lofrano reconoció que “los delincuentes no pudieron ser identificados porque tenían el rostro tapado” y remarcó que “más allá del dinero, lo que queda es la bronca, la impotencia por lo que se vivió esta mañana; quedamos consternados por la violencia”.
LA CAPITAL

No hay comentarios :