Cirujano marplatense, protagonista del primer doble trasplante renal en un hospital público


Se trata de Diego Pili, quien realizó la exitosa operación junto al equipo de Trasplante Renal del Cucaiba que funciona en un nosocomio platense.

Un cirujano de Mar del Plata fue protagonista de una operación de alta complejidad que no encuentra antecedentes en la provincia de Buenos Aires y el país: en el hospital San Martín de La Plata realizó durante el Día del Trabajador un doble trasplante de riñón a una mujer de 69 años que ya recibió el alta médica.

Se trata de Diego Pili, quien forma parte del equipo de trasplante renal del Centro Único Coordinador de Ablación e Implante Provincia de Buenos Aires (Cucaiba) que funciona en el nosocomio platense, y que está posicionado en el primer lugar a nivel país de hospitales públicos que llevan adelante esta clase de procedimientos.

El doble trasplante de riñón es una intervención más delicada que la convencional -de un solo órgano-: en general, se realiza a pacientes mayores de 60 años, lo cual demanda el doble de tiempo quirúrgico bajo anestesia y exige de dos equipos de cirujanos.

"Lógicamente que un implante doble aumenta el riesgo de complicaciones pero todo el equipo trabaja las veinticuatro horas durante los 365 días del año para intentar tener los mejores resultados", sostuvo en diálogo con 0223 el profesional, quien explicó: "Particularmente este caso representa el primer trasplante doble realizado en una institución pública con donante y receptor añosos lo que mejora las posibilidades del éxito de esta forma terapéutica".

El cirujano puso énfasis en que "hay mucho trabajo que no se ve" en este tipo de intervenciones e hizo mención a las personas que se desempeñan en el equipo de ablación, en la guardia operativa, así como los choferes de ambulancia, personal de laboratorio, enfermeros y terapistas que trabajan "largas horas para que todo se lleve adelante". "Porque un elemento clave en todo esto es el tiempo que se persigue para que el procedimiento se lleve a cabo", agregó.
Esto implica que la cirugía se lleva a cabo en el momento en que todo el sistema se activa. Si bien se hacen evaluaciones pretrasplante, el operativo se lleva adelante en horas teniendo que trabajar muchas veces fuera del horario laboral como también fue este caso, que se dio en un 1º de Mayo, en el que muchos miembros del equipo nos nos encontrábamos en horario laboral", resaltó Pili.

Con el éxito de la compleja operación, la mujer, que es oriunda de Berisso y que padecía una insuficiencia renal crónica, ya no tendrá que asistir a diálisis durante cuatro horas tres veces por semana, lo cual representa una mejora notable para su calidad de vida.

Pili reconoció que "se dieron circunstancias que no se suelen dar todas juntas" para poder realizar el doble trasplante de riñón: "Por una serie de variables nuestra paciente quedó única para recibir los órganos y para mejorar una función que hubiese sido subóptima se decidió el implante doble con el consentimiento, acompañamiento y entendimiento de la receptora de la información que le suministramos antes de realizar la cirugía".
Más de 2280 personas, a la espera de un riñón
El profesional del hospital San Martín insistió en la importancia de avanzar en la concientización sobre la donación de órganos y recordó que en el territorio bonaerense hay 2287 pacientes inscriptos en la lista de espera por un riñón.

"Este es el mejor tratamiento para aquellos que padecen enfermedad renal crónica terminal mejorando muchas veces la calidad de vida y la sobrevida de los que se encuentran en diálisis", aseguró el marplatense.

Para materializar esta inédita posibilidad, Pili aludió también a la conjunción de tres factores esenciales: "la voluntad, el trabajo y el altruismo". "Es clave el altruismo de aquella persona que en vida decide ser donante y la comprensión y respeto de esa decisión por parte de la familia que se encuentra atravesando un duelo de semejante magnitud como es el fallecimiento de un ser querido. Pero sin el altruismo de la sociedad nada sería posible".

Los especialistas remarcan que la población de mayor edad tiene un importante potencial de donación, debido a que presenta una alta incidencia de accidentes cerebrovasculares. Hasta hace unos años, estos potenciales donantes de edad avanzada eran rechazados. Desde principios de los años ‘90 algunos equipos comenzaron a aceptar riñones de donantes mayores de 50 y 60 años. Los resultados que obtuvieron fueron lo suficientemente satisfactorios para lograr que muchos otros equipos de trasplante ampliaran la edad para la donación renal.

"Uno deja la ciudad pero la ciudad no lo deja a uno ni por un instante"
A los 18 años, Diego Pili se fue de Mar del Plata para estudiar medicina en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de La Plata (Unlp). Después, realizó la residencia de cirugía general en el Hospital San Martín para luego formar parte del equipo de implante renal de Cucaiba, con el que también llevó adelante también procedimientos de ablación.

"Yo tengo los mejores recuerdos de la ciudad: por mi familia y el apoyo constante e incondicional que me dieron, además de mis amigos y mi formación en el colegio Illia. Cualquier estudiante y aquellos que hayan dejado su ciudad natal por diferentes cuestiones entenderán de lo que hablo: uno puede dejar la ciudad pero la ciudad no lo deja a uno ni por un instante", confesó.

Pili remarcó que la posibilidad que le ofrece su profesión de "mejorar la calidad de vida" de sus pacientes es una experiencia "altamente gratificante que es difícil de transmitir". "La profesión es algo que uno elije o tal vez sea a la inversa; particularmente la cirugía pone la ciencia y el arte que implica al servicio de la comunidad para intentar paliar situaciones de enfermedad que llevan a los pacientes a tener que atravesar este tipo de procedimientos. La empatía es fundamental en el desempeño de nuestra función", consideró.

Por último, el marplatense destacó la capacidad de trabajo de los equipos de salud para hacer frente a las falencias diarias con la que deben convivir los hospitales públicos. "Si bien ningún hospital público está ajeno a la realidad del país es fundamental resaltar el empeño y trabajo de todos los integrantes del equipos de salud para paliar las falencias, que a veces son muchas, y llevar adelante de la mejor manera posible nuestra labor", concluyó.
0223

No hay comentarios :