Por el lamentable estado de la fuente no hay más show de música ni aguas danzantes


El abandono y la desolación se adueñó de la plaza del Milenio (comprendida por Boulevard Marítimo, Belgrano, Buenos Aires y Moreno).

El descuido es tal en la fuente de aguas danzantes de la plaza del Milenio, una de las postales de Mar del Plata ya que se encuentra frente al Casino Central, que hasta Mirtha Legrand le reclamó personalmente -al compartir la cena a beneficio de Fundami-, al intendente Carlos Arroyo para que la ponga en funcionamiento cuanto antes.

La plazoleta se construyó cuando se demolió la manzana 115, en 1999, y en el sitio se plantaron palmeras históricas donadas por vecinos, se instaló la fuente de Aguas Danzantes, con programa de colores y música de Astor Piazzolla, a manera de homenaje al músico marplatense que quedó inmortalizado en una estatua de tamaño natural tocando el bandoneón. Uno de los detalles es que, según la dirección del viento, el agua puede generar una lluvia constante sobre la estatua de Piazzolla.

Tradición

Durante años se convirtió en un paseo tradicional tanto para turistas como para residentes y resultó visitado durante todo el año, para poder apreciar el show de las aguas danzantes. De hecho, del espectáculo también participó la Guardia del Mar animando desfiles para completar el show.

Lamentablemente esa postal cambió, se empobreció de manera tal, que hasta una visitante ilustre como Mirtha Legrand le pidió al intendente municipal su reacondicionamiento.

Hoy, el esqueleto interior de la fuente está a la vista de todos, porque ni siquiera posee agua.

María Carmen, una turista oriunda de Buenos Aires que se identifica como “marplatense” debido a que visita la ciudad varias veces al año porque posee un departamento, señaló que “es una vergüenza esto”, mientras sacaba fotos a la fuente con su celular.

“Me da mucha tristeza, sobre todo porque estamos en pleno verano, mirá lo que les estamos mostrando a los que nos visitan”, añadió.

Asimismo, se quejó porque “no puede ser con los impuestos que pagamos que estén estas cosas así, es un abandono total, lo mismo que los lobos marinos de la Rambla, todos pintados”.

“Alguien lo tiene que solucionar -reclamó-, no sé si es responsabilidad del intendente o de la Municipalidad, pero no podemos mostrar este desastre en plena temporada”.
LA CAPITAL

1 comentario :

Unknown dijo...

Porque tanta desidia !!!! No queremos y cuidamos lo que logramos tener ??