.

.

INTERWISP

INTERWISP

SEGURO

SEGURO

LAEM

LAEM

SUPERMERCADO SAN ANDRÉS

SUPERMERCADO SAN ANDRÉS

CAFÉ GOLONDRINAS

CAFÉ GOLONDRINAS

Un conductor que causó dos muertes en un choque dijo que no recuerda nada


Santiago Aquindo recibió el alta del área de psiquiatría del Hospital Interzonal General de Agudos y fue trasladado al sector de sanidad del penal de Batán.
Santiago Aquindo, el conductor que causó las muertes de dos hombres que circulaban en una motocicleta al embestirlos con su camioneta, declaró ante el fiscal Fernando Castro que no se acuerda nada de lo que sucedió.


El imputado por el “doble homicidio con dolo eventual” el alta del área de psiquiatría del Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) y fue trasladado al sector de sanidad del penal de Batán, donde permanecerá alojado mientras continúa el proceso judicial iniciado.

En ese marco, se le notificó formalmente de la acusación que ahora le pesa y decidió declarar. Sin embargo, no dio detalles del hecho porque no tiene registros de lo ocurrido.

Según contó el propio fiscal, Aquindo mencionó que no recuerda nada posterior al momento en que se acostó a dormir en la noche previa a la madrugada del choque. “Sólo se acuerda que se despertó esposado en el hospital”, agregó el investigador.

Por eso, Castro adelantó que en los próximos días continuarán los peritajes para determinar si al momento del hecho Aquindo estaba en sus cabales. Cabe destacar que es clave a nivel procesal dilucidar en qué condiciones de salud se encontraba al momento del hecho que provocó la muerte de Francisco Murcia (33) y Pablo Augusto Pereira (38).

Como se explicó días atrás, instantes después de ser reducido y detenido, el conductor fue trasladado al pabellón psiquiátrico del HIGA, tras considerarse que no se encontraba ubicado en tiempo y espacio. De acuerdo a la reconstrucción del caso, luego de impactar violentamente con su camioneta en el sector trasero la motocicleta en la que circulaban las víctimas, a la altura de Constitución y Roldán, Aquino siguió su marcha por casi dos cuadras. Finalmente, al frenar el rodado, salió corriendo hacia una estación de servicios del cruce entre la mencionada avenida y Carlos Tejedor. Allí se refugió hasta que llegó la policía.

Según cuentan fuentes de la investigación, Aquindo tenía puestos unos shorts y estaba descalzo. Cuando los uniformados fueron a detenerlo, se peleó con ellos y hasta intentó robarle el arma a uno.

En cuestión de segundos, el conductor fue reducido y se ordenó su detención.
Lo que siguió después fue su traslado al HIGA, debido a que se supo que momentos antes de causar el choque fatal había rozado a un peatón en otro sector de la ciudad.

En las primeras ruedas testimoniales, los familiares de Aquindo contaron que en las horas previas al hecho el joven había estado viendo por televisión un partido de fútbol -se sospecha que el de Boca-Palmeiras-, debido a que la colisión se produjo en la madrugada del jueves de la semana pasada y ese encuentro se jugó el miércoles por la noche.

Además, los allegados dijeron que en su casa no se había producido ninguna situación anormal, como podría ser una pelea o una violenta discusión. Conforme explicaron, escucharon el encendido de la camioneta en el interior del garage, la aceleración a fondo y la explosión del portón y la reja. Es decir, subió al vehículo y escapó de la vivienda toda velocidad, rompiendo en dicha acción las aberturas de la propiedad.

De todos modos, que ninguno de sus familiares mencionó en el contexto de la investigación que Aquindo sufriera de adicciones o trastornos psiquiátricos. En otros términos, no reconocen una patología preexistente.

Cámaras de seguridad

Tanto la camioneta de Aquindo como la motocicleta de las víctimas quedaron secuestradas para la realización de sus correspondientes peritajes. En tanto, los investigadores pidieron el secuestro de todas las cámaras de seguridad que hayan funcionado en esos instantes alrededor de la zona del hecho.

Entre los registros conseguidos, están los videos que tomaron los artefactos pertenecientes al Centro de Observación y Monitoreo (COM) de la Municipalidad, donde se puede observar claramente cómo se produjo el violento impacto.

En el marco de la investigación judicial, se realizaron distintos peritajes y se determinó que, al momento del choque, Aquindo circulaba a más de 130 kilómetros por hora.

El hecho

El caso ocurrió en horas de la madrugada del miércoles 31 de octubre pasado en el cruce de Constitución y Roldán, cuando la motocicleta en la que iban Murcia y Pereira bajaba la velocidad al llegar al semáforo. En ese momento una camioneta marca Chevrolet Spin la llevó por delante con violencia.

Los dos ocupantes del rodado menor murieron: Murcia al instante y Pereira horas después, en el HIGA. Aquino, el conductor del vehículo de mayor tamaño, fue detenido más tarde en una estación de servicios ubicada en Constitución y Tejedor.
LA CAPITAL

No hay comentarios :