Ex empleado del Anses acusado de engañar a jubilados: está prófugo


Según la acusación hay al menos tres casos en los que jubilados denuncian a Guillermo Almaraz, quien ya no trabaja más en el Anses. Le imputan exigirle dinero a quienes iban a hacer trámites a cambio de acelerarle la gestión.

Un hombre que cuando ocupaba una oficina de atención al público de la Anses habría engañado a jubilados fue declarado prófugo en las últimas horas, luego de que la Justicia Federal ordenara su detención al sumarse nuevas pruebas en su contra.

Guillermo Alcaraz, el imputado por la fiscal Laura Mazzaferri de al menos tres hechos de “exacción” (cobro ilegal y arbitrario de dinero), es protagonista de una historia en la que se entrecruza el timo, la estafa y una defensa esgrimida desde la “persecución gremial”. Es que Alcaraz aseguró en más de una ocasión por medio de las presentaciones de su abogado que era un perseguido por su rol como delegado de la Asociación del Personal de los Organismos de Previsión Social.

El juez Santiago Inchausti libró una orden de detención y rechazó la eximición de prisión que su defensor interpuso en la tarde del lunes.

A Almaraz se lo acusa de cobrar dinero a los jubilados para realizar trámites de sus pensiones e incluso una de las damnificadas aseguró que había sido amenazada con un arma de fuego para que aceptara el trato.

Pero el proceso contra este hoy ex empleado de la Anses había tenido un “ida y vuelta” en octubre del año último, cuando se lo procesó por un hecho puntual: acompañó a un jubilado hasta un banco para asegurarse de cobrar la mitad del primer cobro.

Ese episodio, ocurrido en septiembre de 20015, aunque quedó registrado por la cámara de seguridad del banco Industrial y respaldado en otras pruebas no fue suficiente para la Cámara de Apelaciones que dictó la falta de mérito y pidió que se profundizara la investigación.

Así fue como en las últimas semanas se agregaron tres nuevas denuncias (aunque en distintos ámbitos judiciales) por lo que la fiscal Laura Mazzaferri pidió la conexidad con la causa anterior. Esas denuncias indican que, por ejemplo, una jubilada por medio de intimidación y engaños fue obligada a pagar por un trámite previsional. Incluso señaló la denunciante que le fue exhibida un arma de juego como amenaza.

La gravedad del caso es que todo esto sucedía en uno de los box de atención al público en la sede que la Anses tiene en la avenida Luro al 4900.

Las otras dos denuncias describen que Almaraz exigía dinero para destrabar trámites “planchados”.

Frente a esta nueva carga probatoria, la fiscal pidió la detención e indagatoria de Almaraz, lo que fue ratificado por el juez Inchausti. Sin embargo en las últimas horas fueron a buscar a Almaraz al domicilio que había fijado al dictarse su falta de mérito pero ya no vivía allí. “Se fue hace como 8 meses de acá”, dijo una vecina.

Técnicamente ya fue emitido el alerta por búsqueda y captura de Almaraz en todo el país y por el momento su abogado no adelantó si había alguna intención de presentarlo en sede judicial o policial.
LA CAPITAL

No hay comentarios :