Buscan llevar a juicio a cinco médicos por la muerte de una mujer en la Clínica Mitre


Los profesionales están imputados por el homicidio culposo de Daiana Bonellis, quien falleció en julio de 2011 tras estar dos días internada y sin causa aparente. Su familia asegura que la abandonaron y piden justicia.

Daiana Bonellis de 33 años falleció el 28 de julio de 2011 tras estar dos días internada en la Clínica Mitre (avenida Luro 4636) en donde, según su familia, no recibió ningún tipo de atención y culminó con su muerte, sin que aún se determine la causa.

A partir del hecho, Olga Sánchez, mamá de la víctima, hizo una denuncia penal en el Juzgado Correccional 4, a cargo de Pedro Federico Hooft, que avanzó con la imputación de, en principio, seis médicos en una causa por el delito de homicidio culposo. A mitad de este año, uno de los profesionales fue sobreseído.

De esta manera, quedaron involucrados los médicos Gabriela Adriana Rodríguez Martin, Sixto Miguel Poggio, Horacio Adhemar García, Alfredo Miguel González y Guillermo Acosta Haab; este último, director de la clínica Mitre. El abogado defensor, Juan Pablo Peralta, solicitó la suspensión de juicio a prueba, a lo que se opone tanto el Ministerio Público Fiscal, representado por Leandro Arévalo, como la familia de Daiana, que pretende que los acusados lleguen a juicio oral y expliquen qué provocó la muerte de la mujer. Si se avanza en ese sentido o no se dirimirá este martes a la mañana durante una audiencia preparatoria para el juicio oral que se llevará a cabo en dicho juzgado.

Silvia Cristina Faienza Sánchez, abogada y hermana de la víctima, consideró que si se aprueba una suspensión de juicio a prueba, los acusados “no estarían respondiendo por la responsabilidad, que es lo que nos interesa”.

La letrada explicó que el pedido de la defensa se fundamenta en que los profesionales “no tienen antecedentes” pero ella pretende demostrar que su hermana murió porque no la asistieron como se debía. “En el expediente hay explicaciones contradictorias. Daiana tenía colocada una válvula por una patología de base (hidrocefalia) y lo primero que tenían que descartar cuando llegó era que no hubiera una complicación que generara una presión endocraniania, algo que se detectaba con una simple tomografía pero que no le hicieron”, advirtió.

En ese sentido, indicó que la mujer llegó descompuesta a la clínica y permaneció en las mismas condiciones durante las siguientes 48 horas, hasta que falleció. “Sabemos que nos queda un camino largo hasta llegar al juicio pero necesitamos transitarlo por Daiana y por otras personas que denuncian casos similares por las redes sociales pero lamentablemente no llegan a la justicia”, enfatizó.

Por su Olga Sánchez,  mamá de Daiana Bonellis, aseguró que a su hija “la dejaron a la deriva”. “No me voy a olvidar jamás que el último día me decía que se ahogaba, que necesitaba aire; le hubiera dado mi propio aire si hubiese podido”, lamentó.

“Mi hija necesitaba un mísero respirador y no fueron capaces de dárselo. Una semana después del entierro, más tranquila, volví a pedir explicaciones y me encontré con que el médico de cabecera me dijo que mi hija se había muerto porque se le había trabado el bulbo de la cabeza”, contó en diálogo con este diario.

Frente a ese panorama, la mujer pidió que “se aclare qué fue lo que pasó” y pidió que se condene a los responsables porque sino “los médicos no van presos, las clínicas no se cierran y se sigue muriendo gente”.
0223

No hay comentarios :