Un asesino estaba en libertad


Mariano González se encuentra detenido, acusado del asesinato de Nicolás Bagazette (83). Estaba con libertad asistida, cumpliendo condena por el homicidio de Héctor Antonio Villalba en 2007.


Mariano González (31) había sido condenado a 15 años de prisión por haber asesinado en 2007 a Héctor Antonio Villalba (69), sin embargo, hace unos dos meses salió de la cárcel con libertad asistida y este domingo fue detenido por un sangriento hecho similar: la muerte de Nicolás Bagazette (83) durante el robo en su casa de Balcarce el sábado a la madrugada.

González es conocido por la policía y los diferentes actores judiciales de Mar del Plata desde que en 2003, con tan solo 16 años, comenzó a ensancharse su prontuario.

En 2003, González fue imputado por la Fiscalía N°1 por un robo calificado, misma situación se repitió en 2005 y 2007. Ese mismo año había sido detenido, además, portando un arma de guerra.

Si bien González, en los primeros días de enero de 2007, con 20 años, había sido detenido por un robo y por tener armas, la Justicia no lo mantuvo alojado en prisión y en la madrugada del 26 de enero su extenso prontuario de robos y hechos menores se tiñó de sangre.

Ese 26 de enero a la madrugada, cerca de las 3, González y otro sujeto ingresó a una casa de Ituzaingó al 8900 en donde vivía un matrimonio de jubilados.

Los delincuentes despertaron violentamente a las víctimas y maniataron a Héctor Antonio Villalba (69) e Irma Noemí Basualdo (66).

Villalba poseía un viejo Fiat 125 y su intención era adquirir una camioneta usada, circunstancia que aparentemente tomó estado público en en el barrio. 
De hecho, los delincuentes fueron en busca de 7000 pesos que -según creían- había ahorrado el matrimonio para comprar la camioneta.

Después de reducir a las víctimas, los individuos comenzaron a revisar la casa en busca de dinero, oportunidad en que uno de ellos encontró algunos cartuchos de escopeta.
“¿Dónde esta “el fierro?”, le preguntó el sujeto a Villalba, que contestó: “Atrás del ropero”.

Después de apoderarse de una escopeta calibre 16, el delincuente la cargó, apoyó el arma en la cabeza de Villalba -que estaba sentado en la cama- y le preguntó dónde estaba el dinero. Cuando el hombre dijo que no tenía suma alguna, el sujeto accionó el gatillo. 
La víctima murió instantáneamente al recibir el impacto a quemarropa en la zona temporo occipital derecha.

González y su cómplice -un menor inimputable- se fueron de la casa, dejando el cuerpo sin vida de Villalba en el suelo y a la esposa de la víctima gravemente herida por la golpiza que le propinaron. Irma Basualdo tuvo que ser trasladada de urgencia al Hospital Interzonal y, aunque se recuperó de las lesiones, se vio severamente afectada por el asesinato de su esposa y a los pocos meses falleció.

González había sido detenido a los pocos días del crimen, pero la Cámara Penal cuestionó los aspectos del procedimiento, decretó la nulidad de los actos y el joven recuperó la libertad. Recién en 2008, con el fiscal Mariano Moyano a cargo de la investigación, González fue detenido.

Mariano González fue encontrado culpable del asesinato de Villalba y fue condenado a 15 años de prisión. Sin embargo, en julio de este año, con dos tercios de la pena cumplida, salió de la cárcel con prisión asistida.

Ahora González quedó en el centro de otra investigación, como principal sospechoso de haber aprovechado la libertad condicional concedida por los jueces, haber ingresado a la vivienda de Nicolás Bagazette y haberle dado una mortal golpiza para robarle.
LA CAPITAL

No hay comentarios :