Procesan a 13 acusados por narcotráfico: dos son efectivos de la Policía Bonaerense


Doce de ellos deberán permanecer bajo prisión preventiva por decisión del juez federal Santiago Inchausti. Entre esos se encuentran los dos uniformados, y aún hay cinco prófugos en el marco de la causa.

Tras una investigación que incluyó 25 allanamientos en distintos sectores de la ciudad, 13 acusados por narcotráfico fueron procesados por el juez federal Santiago Inchausti, 12 de ellos con prisión preventiva.

Entre estos hay dos efectivos de la Policía Bonaerense, quienes están sospechados de ser quienes suministraban información a la banda para evitar que pudieran operar y vender droga en diversos puntos de Mar del Plata.

Tras consultar fuentes del caso cuatro de los detenidos, además de encontrarse imputados por “venta de estupefacientes”, lo están también por “tenencia de armas”. En ese marco, existen además cinco prófugos que son intensamente buscados por los investigadores.

El caso que desbarató una presunta red de narcotráfico que operaba en la ciudad salió a la luz el viernes 24 de agosto pasado, cuando se realizaron los allanamientos de manera simultánea coordinados desde un helicóptero en donde se monitoreaban los movimientos.

En seis viviendas miembros de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal encontraron cerca de 5 kilos de droga -marihuana y, en menor medida, cocaína- que confirma la hipótesis inicial de trabajo.

“Esta cantidad de droga secuestrada es suficiente para sostener la hipótesis del comercio de estupefacientes”, expresó entonces un informante. Además de los narcóticos, la policía también secuestró dos rifles de aire comprimido, tres escopetas, pistolas y revólveres de distintos calibres, una carabina, municiones, picanas eléctricas y un chaleco táctico de la Policía Bonaerense.

En tanto, se decomisaron vehículos, dinero en efectivo y equipos electrónicos como celulares, computadoras portátiles y tablets.

La investigación había sido iniciada en el 2014 y se tramita en el juzgado federal a cargo de Inchausti, con la labor del fiscal Nicolás Czizik.

Desde horas del mediodía del jueves 23 de agosto decenas de vehículos y personal de la Policía Federal y la Policía Bonaerense se desplegaron por la ciudad para allanar los diferentes inmuebles.

En una de esas viviendas, sita en la zona de Cardiel y Unamuno, los policías mataron a un perro pitbull que protegía el acceso principal y lanzó un ataque hacia ellos.

“Este megaoperativo es una demostración bien clara del trabajo que estamos haciendo junto a las fuerzas federales. Investigamos hasta conocer a todos los miembros de las bandas y sus metodologías, para después desplegar a los efectivos que sean necesarios para desarticularlas”, aseguró entonces la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich.
LA CAPITAL

No hay comentarios :