Un marplatense ganó por segunda vez las Olimpíadas Provinciales de Matemáticas


Los evaluadores destacaron el nivel de exposición y los métodos algebraicos avanzados que utilizó para resolver las consignas.

El niño marplatense Martín Gabriel Lupin se consagró, por segundo año consecutivo, como campeón de Tercer Nivel en las Olimpíadas Matemáticas Ñandú Provincia de Buenos Aires, que se realizaron la semana pasada en Necochea.

El estudiante de primer Año de Secundaria del Colegio IDRA sigue sumando logros, ya que en 2016 fue campeón Nacional de Primer Nivel, y en 2017, 1er Subcampeón Nacional de Segundo Nivel.

En esta ocasión, el certamen fue muy exigente en el nivel de dificultad de los problemas. El primer día, tuvo que desarrollar una prueba escrita, con más de un centenar de concursantes en los distintos niveles: primero, segundo y tercer nivel, correspondientes respectivamente a quinto y sexto primaria, y primero secundaria.

El segundo día, fue el momento de la exposición oral por parte de los finalistas. Esta exposición determinó al ganador.

Martín expuso la solución del siguiente problema: “Un tren va de la estación A a la estación D, pasando por las estaciones B y C. En la estación A suben 209 mujeres y algunos hombres. En la estación B no baja nadie y la cantidad de personas que suben es igual a 2/3 de la cantidad de personas que había en el tren. Ahora hay la misma cantidad de hombres que de mujeres. En la estación C no sube nadie y bajan 132 mujeres, y la décima parte de los hombres.
Cuando el tren llega a la estación D, la cantidad de mujeres es 2/3 de la cantidad de hombres. Preguntas: ¿Cuántos hombres suben en la estación A? ¿Cuántas personas suben en la estación B? ¿Cuántas mujeres suben en la estación B? ¿Cuántos hombres hay en el tren cuando llega a la estación D?”.

Su demostración fue por medios totalmente algebraicos, exhibiendo un completo dominio tanto de los razonamientos como de los términos técnicos que empleó para su explicación. El lugar se llenó de exclamaciones de sorpresa, al ver que un niño de 13 años empleaba métodos algebraicos propios de un avanzado alumno de 6º año de secundaria.

“Francamente, fue el comentario la demostración de Martín. Todos estaban sorprendidos del nivel de exposición que hizo. Los dejó boquiabiertos tanto a espectadores como a profesores”, relató Jorge, el padre del niño.
LA CAPITAL

1 comentario :

Unknown dijo...

Jorge Lupin, su padre, es otro talento.gracias Martín, por representarnos siempre bien. No todo está perdido. En medio de una corrupción, Terminal,Estas noticias son una bocanada de aire fresco.