JUSTICIA PERRA: Violaron y mataron a una nena marplatense de 4 años


La menor había ingresado el lunes a terapia intensiva de un hospital de la localidad de Luján y el viernes falleció. Por el brutal crimen están detenidos su madre y la pareja de ella.
Una nena marplatense de 4 años fue violada y asesinada en la localidad de Luján y por el brutal crimen están detenidos su madre y la pareja de ella.


El pasado lunes, una mujer de 29 años había llevado a su hija gravemente herida al Hospital de Nuestra Señora de Luján, una localidad bonaerense a unos 470 kilómetros de Mar del Plata.

Al ingresar a su hija al nosocomio, la mujer había explicado que la menor se había “caído por una escalera”, según informó el medio local Noticiasenlujan.com. Sin embargo, los médicos determinaron que había indicios de que los golpes tenían vieja data y que la niña presentaba lesiones de abuso sexual, por que inmediatamente denunciaron a la Policía.

Ante la gravedad de la situación, el martes la menor fue trasladada al Hospital Posadas, donde los médicos constataron que, además de los golpes superficiales, la niña tenías lesiones en el cráneo por haber sido víctima de brutales golpizas y lastimaduras por haber sido víctima de aberrantes violaciones.

Con esta información y la denuncia de los médicos presentada en la Comisaría de la Mujer de Luján, por orden de la Fiscalía N°9 tanto la madre de la menor, como su pareja, un hombre de 37 años a quien había conocido por Facebook, fueron detenidos, en principio imputados por “abuso sexual agravado” y “tentativa de homicidio agravado”.

Con el correr de los días la condición de la menor empeoró y el viernes falleció mientras estaba internada en el Hospital Posadas. El padre de la víctima viajo desde Mar del Plata para estar con su hija en los últimos momentos y poder luego trasladar su cuerpo a la ciudad para ser velada con su familia.

“No tenían derecho a quitarle la vida”

La tía de Juana Zelaya Molina, la nena marplatense de 4 años asesinada brutalmente en Luján, reclamó justicia por el crimen de su sobrina. "Estamos destrozados", contó Ivana Zelaya.
“No tenían derecho a quitarle la vida“, dicen los familiares de Juana Zeleya Molina , la nena marplatense de 4 años que fue violada y asesinada en la localidad de Luján y que por el crimen se encuentran detenidos su madre, Malén Molina (29) y su pareja, Marcelo Emiliano Lindoso (37).

“Estamos destrozados“. En dos palabras Ivana Zelaya, la tía de Juana, resume todo el dolor y la situación de una familia entera que a la que todavía le duele el brutal crimen de la nena de 4 años.

“Juanita era una nena feliz, sana, súper dulce. En el jardín todos la querían. Su mamá era super pegada a ella, nunca la tocó, yo viví con ella y siempre la cuidó. Cuando pasó no nos imaginos que ella le pudiera hacer algo”, dice Ivana.

Todo sucedió muy rápido. En los últimos días. Ivana cuenta que Malén Molina y su hija Juana se fueron de Mar del Plata hace unas tres semanas para ir a Buenos Aires. “Malén dijo que se iba a cuidar de una tía, pero no fue así, fue a encontrarse con un hombre que había conocido por Facebook”.

Ese hombre no era otro que Marcelo Emiliano Lindoso (37), un sujeto dedicado a la cría de caballos de polo que vive en el country Haras el Argentino de Luján y que es el principal sospechoso de haber abusado en reiteradas oportunidades de la nena de 4 años y de haberle dado unas brutales golpizas que terminaron con su vida.

Malén estuvo con este hombre sin avisarle a la familia paterna de Juana, hasta que el martes, cerca de las 2 de la madrugada, la mujer llamó al padre de la menor, Raúl Zelaya, para contarle que la nena estaba en grave estado porque, según explicó la mujer, “se había caído de una escalera o tobogán” y que tenía que viajar de urgencia.

Raúl Zelaya, acompañado por su padre, llegó al Hospital Posadas de Luján el martes al mediodía y se encontró con la noticia de que su hija tenía muerte cerebral y que sus heridas no coincidían con unas caídas como había informado la madre, sino con golpes en la cabeza y cuerpo con objetos contundentes y lesiones provocadas en reiterados abusos sexuales.
 
Mientras el padre de Juana buscaba alguna explicación de lo sucedido con su hija, la madre de la menor y su pareja ya habían sido detenidos por la policía, acusados de tentativa de homicidio y abuso sexual agravado.

Los médicos le informaron a la familia Zelaya que la situación de Juana era irreversible. Su padre aceptó que donaran los órganos de la menor y, el miércoles a las 20 horas, se registró la muerte de la nena de 4 años, que había estado internada en el Hospital Posadas por las golpizas que recibió y los abusos que sufrió mientras estaba al cuidadio de su madre, Malén Molina, en la casa de su pareja Marcelo Emiliano Lindoso.

“Lindoso captó a esta mujer, se la llevó, la llevó a Juana y le hizo lo que quiso a la nena, la destruyó y nos destruyó a nosotros. No es justo que le pase esto. No tenían derecho a quitarle la vida“, lamenta profundamente la tía de la víctima.

“Lindoso tiene que pagar por ser culpable, pero ella también“, dice Ivana Zelaya y pide que haya justicia por el brutal crimen de su sobrina.

“Estamos destrozados, nos quitaron a nuestra ‘muñequita'”, repite Ivana y espera por la llegada de su hermano para, esta tarde, darle el último adiós en el cementerio a Juana.
LA CAPITAL


No hay comentarios :