Absolvieron a la pareja acusada de abusar y matar a su beba


El Tribunal Oral en lo Criminal 3 lo decidió por unanimidad. Héctor Picart y Lucía Sosa quedaron en libertad.

Por unanimidad, el Tribunal Oral en lo Criminal 3 absolvió este viernes a Héctor Picart y Lucía Sosa, acusados del abuso y muerte de su hija Yasmín, de 11 meses. La pareja, que estaba detenida desde octubre de 2016, recuperó la libertad. Para los jueces Mariana Irianni, Fabián Riquert y Juan Manuel Sueyro no se pudieron  acreditar los hechos que se investigaban.

"Se hizo justicia, siempre dijimos que éramos inocentes", expresó Picart, conmocionado, apenas terminó la lectura de la sentencia.

Ver además: “Nunca le hicimos nada malo a los chicos”
A su turno, la defensora oficial Laura Solari subrayó que "no había ningún tipo de pruebas para acusar a esta pareja" del abuso y muerte de la beba, y recalcó que los estudios realizados y expuestos al tribunal no definieron con precisión la causa del deceso “pero sí que no fue una muerte traumática". A su vez, consideró que "seguramente se va a iniciar algún tipo de acción" por los casi dos años que estuvieron privados de su libertad.

En tanto, Patricia Gordon, titular de la ONG Enred, que asistió a la pareja desde 2009, celebró el fallo y aseguró  que Picart y Sosa sufrieron durante dos años “injustamente la violencia de las instituciones”. "Todo es una cadena de errores: en vez de amparar a una familia pobre, con pocos recursos, lo único que hicieron fue señalarla dificultando el camino y quitándoles los hijos", aseveró.

En ese sentido, insistió que “todo fue una mentira” e, incluso, se defendió de las acusaciones que recaen sobre la ONG desde que se conoció el caso. “Siempre obtuvimos, decían que estábamos trabajando mal”, advirtió y reparó en que los peritos de la junta médica de La Plata “desestimaron que la beba haya sido víctima de abuso o maltrato”.

A mediados de octubre de 2016 se conoció la información de que una beba de once meses había muerto en el Hospital Materno Infantil y se investigaban las causas. El avance de la investigación  le permitió a la fiscal María Isabel Sánchez confirmar que la pequeña había sido abusada y asesinada por sus propios padres.

Sosa y Picart ya habían perdido a una beba en circunstancias similares tres años antes, aunque nunca se pudo comprobar que la criatura había sido abusada o que los padres tenían responsabilidad penal sobre su muerte.

A partir de la confirmación de la autopsia en el caso de Yazmín Milagros, la fiscal Sánchez pidió la detención de la pareja, que decidió fugarse. Tras permanecer tres días prófugos fueron detenidos por personal de la Comisaría de la Mujer y la Familia el 17 de octubre de 2016. Desde ese momento y hasta este viernes, estuvieron detenidos.
0223

No hay comentarios :