NOTICIAS POLICIALES

Integrantes de la secta que mantenía recluídos a seguidores no declararon

5 de julio de 2018
Son dos hombres de 72 años, otro de 39 y una mujer de 66. Se calcula que serían más de 30 las víctimas que alguna vez estuvieron cautivas en el hotel de Alberdi al 2500.
Los tres hombres y la mujer que fueron detenidos el martes por integrar una secta de corte religioso-espiritual que mantenia cautivo a varios de sus seguidores se negaron a declarar ante el juez de la causa.
Razones de estrategia defensiva llevaron a que el líder de la organización, un hombre de 72 años, su compañera de 66 y otros dos hombres de 72 y 39, optaron por no contar su versión de los hechos ante el juez Santiago Inchausti.
De acuerdo a la información a la que tuvo acceso LA CAPITAL, las cuatro personas detenidas afrontan cargos por privación ilegal de la libertad, trata de personas, reducción a la servidumbre, tenencia de armas de guerra, y se las investiga también por presuntos abusos sexuales.
Tal como adelantara este medio en forma exclusiva en la jornada del miércoles, el juez Inchausti y el fiscal Nicolás Czizick llevaron adelante una investigación conjuntamente con Policía Federal luego de una denuncia a fines del año pasado.
En esa oportunidad una mujer refirió haber sido víctima de un grupo o secta con inclinaciones religiosos o espirituales, que se aprovechaba de la situación de vulnerabilidad de las personas y que las retenía en contra de su voluntad.
Esa organización operaba en el Hotel City de Diagonal Alberdi al 2500 y la pesquisa logró corroborar algunos de esos datos y sumó otras seis potenciales víctimas.
Al cabo de distintas tareas de inteligencia y testimonios las autoridades judiciales decidieron allanar el hotel el martes, cuando fueron detenidas las 4 personas y rescatadas otras 10.
“Es un caso mucho más grave que lo que en un principio aparenta”, confió una fuente judicial a LA CAPITAL. En base a datos ya agregados al expediente, esta secta obligaba a los “captados” a trabajar en el hotel -funcionaba como coooperativa- sin remunerarlos, como también exigía la entrega de bienes. Se calcula que más de 30 personas fueron víctimas y que algunas mujeres pudieron haber sido abusadas sexualmente y tenido hijos.
Uno de los puntos a esclarecer es la cantidad de pistolas, revólveres y escopetas que tenían acopiados: el recuento policial indica que había cinco armas largas, cuatro armas de puño y municiones de diferente calibre.

Nuevos detalles en el caso del policía que abatió a un menor

5 de julio de 2018
El subteniente del CPC, Pablo Muñoz, continuará detenido mientras avanza la causa por el homicidio de Facundo Gómez (15), en la que permenece imputado. Decidió no dar su versión de los hechos por consejo de la defensa.
El policía Pablo Muñoz se negó este jueves a declarar ante el fiscal Juan Pablo Lódola en el marco de la causa que lo tiene como principal imputado por matar de dos balazos al adolescente Facundo Gómez, quien habría intentado robarle en compañía de otros tres jóvenes.
El subteniente del CPC, que al momento del hecho debía estar cumpliendo servicios en el Distrito Descentralizado El Gaucho pero se hallaba a bordo de su automóvil a 12 cuadras de allí por razones que aún no fueron explicadas, decidió no dar todavía su versión de los hechos. Luego de negarse a ser indagado, haciéndole caso a la estrategia de los abogados de la Asesoría Legal de la Policía, el fiscal Lódola ordenó que Muñoz permanezca detenido en la Alcaidía Penitenciaria Nº 44 de Batán mientras avanza la investigación del caso.
En esa línea, se conocieron más datos provenientes de los informes de los especialistas. Entre ellos, el de los peritos balísticos que confirmaron la inexistencia de tiros desde el exterior hacia el interior del vehículo del imputado. Del mismo se desprende que los cuatro jóvenes que sorprendieron a Muñoz no le dispararon.
El peritaje realizado al automóvil marca Fiat Palio indica que presentaba daños en la chapa producto de posibles piedrazos, tal como había adelantado LA CAPITAL. Además, había en diversos sectores del rodado restos de polvo de ladrillo.
Por el contrario, los especialistas oficializaron que sí existieron disparos desde el interior hacia el exterior del vehículo. Hubo un balazo en el panel de la puerta del conductor y otro en la ventanilla, ambos efectuados por el policía, dato que se agrega al hallazgo de siete vainas servidas calibre 9 milímetros -igual que el de la pistola reglamentaria secuestrada- dentro del automóvil.
Proyectiles
Vale destacar que, entre la ropa y el cuerpo de la víctima, también se encontraron dos trozos de plomo aptos para el cotejo. En ese sentido, hay que decir que la autopsia al cadáver del adolescente determinó que la causa de su muerte habían sido precisamente las dos heridas de bala provocadas seguramente por esos proyectiles.
Todos estos datos resultan relevantes para la investigación porque permiten mayores posibilidades de esclarecimiento del caso. La primera hipótesis que se planteó el fiscal Lódola fue que el policía Muñoz había repelido una agresión a tiros de un grupo de delincuentes que lo habían asaltado.
Sin embargo, con el informe preliminar de los peritos balísticos se supo -y este jueves se confirmó- que no habían existido disparos contra el uniformado, aunque sí piedrazos.
No se trata de un detalle menor, sino todo lo contrario: saber si la víctima y quienes la acompañaban llevaron a cabo una agresión previa al desenlace fatal puede cambiar la situación procesal del Muñoz, imputado por “homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego”. Si el fiscal comprueba que el policía repelió un ataque anterior, el hecho podría encuadrarse en un caso de legítima defensa.
Un video tomado por una cámara de seguridad ubicada a 100 metros del lugar del también será clave para determinar cómo sucedieron los hechos. Y, justamente, la demora del análisis de esas imágenes por parte de la defensa hizo que Muñoz eligiera adoptar la postura de no declarar, hasta tanto cuente con todos los elementos estudiados en detalle.
Las imágenes
Si bien no se trata de una grabación nítida, las imágenes que registró la cámara de seguridad permiten establecer gran parte de lo ocurrido.
Según pudo averiguar LA CAPITAL, en el video se puede observar el auto de Muñoz estacionado bajo un farol, en 45 grados, frente al portón de Plastigas -en Roca, entre Champagnat y Mariano Acosta. No se alcanza a determinar si el conductor se encontraba entonces solo o acompañado, pero sí se puede establecer que pasadas las 19, cuatro jóvenes llegaron al lugar en dos motocicletas.
En el video se ve claramente como dos de ellos descienden de sus vehículos y uno arroja un objeto con violencia. Se sospecha que es un piedrazo hacia el parante de la puerta que, del lado externo y como ya se dijo, presentó luego la chapa abollada con restos de polvo de ladrillo.
Luego, puede observarse el vidrio de la ventanilla que se astilla y el joven que había aparecido en imagen arrojándole un objeto al rodado cae al piso, herido. Se trata de Gómez, a quienes sus compañeros abandonan en el lugar.
Lo que aparece después en las imágenes también es materia de análisis: el auto se va del lugar, los motociclistas que habían escapado por Roca en dirección a Mariano Acosta regresan y el acompañante de uno de los rodados desciende, constata que Gómez ha muerto, y vuelven a huir del sitio, manteniéndose aún prófugos y no identificados.
Momentos más tarde llega una ambulancia y, luego, el automóvil Palio nuevamente, que es estacionado en 45 grados, tal como estaba, y del mismo desciende solamente el policía Muñoz. Atrás suyo arriban varios patrulleros con sus respectivos uniformados.
Para el fiscal Lódola también es importante conocer si al momento del hecho, el imputado se encontraba solo o con otra persona, que serviría como testigo presencial de la situación.
Otro testigo y
réplica del arma
Otro testigo se sumó a declarar ante el fiscal Lódola, al igual que el miércoles lo habían hecho una vecina que escuchó gritos desde el interior de su casa, y un grupo de obreros que hallaron la réplica de un arma a la vuelta de ese lugar, cuando se dirigían a su trabajo al día siguiente del hecho.
Esta vez, quien respondió preguntas del fiscal Lódola fue un joven malabarista que, al momento del crimen, se encontraba en un semáforo de la avenida Champagnat. El testigo llegó a Tribunales acompañado de su madre y no aportó datos de interés para la causa: “Dijo que advirtió todo lo que ocurría cuando vio las luces de la ambulancia y los patrulleros”, comentó una fuente en diálogo este medio.
Por otra parte, al ser consultados por la réplica del arma de fuego hallada el miércoles por el grupo de obreros, los informantes vinculados al caso explicaron que no tendría relación con el crimen. Es que, por el sitio donde apareció -Mariano Acosta, entre Peña y Roca- no tendría sentido que los presuntos delincuentes se hubieran descartado de ella allí, ya que las dos veces que huyeron del lugar lo hicieron yéndose por Roca hacia Mariano Acosta y doblando en esa calle en dirección contraria a ese sitio: es decir, hacia San Lorenzo.

Encontraron a un bebé muerto dentro de un contenedor de basura

5 de julio de 2018
Fue descubierto por una persona en situación de calle.
Un bebé con placenta y cordón umbilical fue hallado muerto por un hombre en situación de calle dentro de un contenedor de basura.
Fuentes policiales informaron que el hecho se produjo en el barrio porteño de Recoleta, en la intersección de las calles French y Laprida, donde el indigente revisaba los residuos y encontró en una bolsa de nylon negra al niño recién nacido.
Inmediatamente, el hombre avisó enseguida a una vecina, quien corrió hasta el cuartel de bomberos ubicado a escasos 50 metros. Un bombero raudamente acudió al lugar, intento hacerle RCP al bebé pero no respondió al estímulo, ya que estaba frío y rígido.
Se mantuvo comunicación telefónica con la Fiscalía de Instrucción número 6, a cargo de Eduardo Cubría, Secretaría énica de la doctora Utarroz, quien dispuso que se presentaran en el lugar efectivos de Policía Científica y que se trasladara el cuerpo hasta la Morgue para determinar si se puede extraer ADN de la placenta.
Personal del SAME arribó al lugar y constató el deceso, determinando que podría tener entre 8 y 9 meses de gestación. La denuncia fue caratulada inicialmente como “Averiguación Causal de Muerte”.

Espectacular huida de un prófugo: vuelco, choque de patrulleros y desaparición

5 de julio de 2018
Lo buscaba la justicia de Río Negro y lo localizaron en Mar del Plata. Pero cuando la policía lo fue a detener escapó a toda velocidad con su camioneta. Luego volvió a ser visto y volcó, al tiempo que dos patrulleros chocaron. Sin embargo, pudo huir una vez más y por estas horas está prófugo.
Un delincuente de 39 años que se ocultaba en Mar del Plata tras haber cometido un violento robo en la provincia de Río Negro protagonizó un increíble escape esta tarde en la que no faltaron un vuelco, un choque de patrulleros y una misteriosa desaparición.

José David Fressoni (39) sigue prófugo por su audacia, ya que en dos ocasiones estuvo este jueves cercado por la policía pero pudo huir, de todos modos.

Durante una de las persecuciones dos móviles del Comando de Patrullas colisionaron entre sí en un sector del barrio Santa Mónica y dos policías sufrieron lesiones que obligaron a su traslado al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA).
Meses atrás había llegado un exorto de la jueza Criminal de Viedma, Daniela Sagán, para detener en esta ciudad a Fressoni, quien en el año 2014 cometido un violento robo junto a un cómplice. La investigación determinó que podía estar en una casa de Sierra de los Padres y se ordenó un allanamiento, pero el mismo no arrojó resultado positivo: Fressoni se había ya ido.

Los días siguientes no surgieron novedades sobre su paradero hasta que en las últimas horas personal de la DDI local, a la que la policía rionegrina había solicitado colaboración, localizó un posible domicilio donde podía estar oculto Fressoni. Así fue como en horas del mediodía de este jueves, la DDI montó vigilancia hasta que observó la salida del prófugo, quien se subió a una camioneta Peugeot Partner color gris.

Tal como es protocolo en este tipo de irrupciones, los policías dejaron que Fressoni arrancara y quisieron interceptarlo, pero no pudieron hacerlo. Demostrando una arriesgada forma de conducir y sin medir consecuencia, Fressoni escapó a toda velocidad hasta perderse de vista.

La DDI emitió un alerta sobre la camioneta y sus características a todas las dependencias policiales de la ciudad y cerca de las 16 móviles del Comando de Patrullas la avistaron por la zona de Santa Mónica y Pinos de Anchorena. Una vez más, Fressoni condujo temerariamente por distintas calles y volvió a dejar atrás a los policías, hasta que al llegar al cruce de Chaco y Alvarado perdió el control y volcó.
Antes de que se conociera la novedad del vuelco, varios patrulleros recorrieron las calles de Santa Mónica y fue en esas circunstancias que en la intersección de las calles Matheu y Marconi, una camioneta Toyota Hilux y un móvil Toyota Etios pertenecientes al Comando de Patrullas chocaron. El mayor de los patrulleros colisionó en su lateral izquierdo al auto y lo envió contra el paredón de una casa, al que destrozó por la violencia del impacto.

Los dos ocupantes del Etios debieron ser conducidos al HIGA para recibir atención médica, aunque se informó que sus cuadros clínicos no revestían gravedad.
Respecto a Fressoni, algunos testigos aseguran que el hombre que bajó de la camioneta, algo golpeado, huyó a pie. Otros dicen que se introdujo en una casa y tras saltar un paredón desapareció. En la Peugeot Partner se produjo un principio de incendio que los vecinos y empleados de un comercio sofocaron. También ellos se encargaron de dar vuelta la camioneta sin dejar de sorprenderse por la huida de su conductor.

La DDI local sigue con la búsqueda de Fressoni y solicita a cualquier ciudadano que si tiene información referida a su paradero la comunique a sede policial.

Desbaratan banda que emitía facturas truchas: la estafa supera los $ 200 millones

5 de julio de 2018
Se realizaron 15 allanamientos simultáneos en Mar del Plata en el marco de una investigación por una organización delictiva dedicada a generar comprobantes electrónicas apócrifos.
La Gendarmería Nacional y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) realizaron 15 allanamientos simultáneos en Mar del Plata en el marco de una causa penal tributaria en la que se investiga a una organización delictiva dedicada a generar comprobantes electrónicas apócrifos.
Los comprobantes, que desde 2011 a la fecha representan importes superiores a los 200 millones de pesos, tenían como destinatarios a diferentes organismos integrantes de la administración pública nacional, provincial y. municipal.
A partir de los antecedentes recolectados por la AFIP se detectó la actuación de una asociación de personas dedicadas a la comisión de delitos penales tributarios, mediante la creación de sociedades de cartón y la emisión de facturación falsa. El entramado de personas que componen esta asociación ilícita fiscal se vincula al sector hotelero y pesquero de Mar del Plata.
En los allanamientos se secuestró profuso material probatorio tanto documental como en soporte informático, además de celulares y un arma con municiones que derivó en la formación de causa por tenencia ilegal de arma de uso civil.
Los allanamientos fueron ordenados por el Juez Federal Santiago Inchausti, con intervención de la AFIP y la Gendarmería Nacional.
En tanto, continúa la investigación penal por la posible comisión del delito de lavado de activos (aprovechamiento económico de los frutos de la actividad delictiva).
LA CAPITAL

No hay comentarios :