Le tocó el timbre a su vecina, la obligó a besarlo y quiso violarla


La víctima tiene 19 años y el agresor, que fue detenido, de 20 años. 
Para cometer el ataque, la amenazó con un cuchillo y la golpeó en el rostro.

Un joven de 20 años fue detenido por abusar sexualmente de su vecina de 19 en el barrio Las Heras.

El hecho ocurrió el pasado jueves pero trascendió recién hoy, cuando  se accedió a la información exclusiva a través de distintas fuentes. De acuerdo a la reconstrucción del caso, el imputado tocó el timbre de una casa de Heguilor al 2900 y cuando le abrió la puerta la mujer, la amenazó con un cuchillo y la obligó a besarlo.

Según los datos que pudo obtener este medio, la víctima estaba sola y decidió atender al joven porque “es su vecino y pensó que necesitaba algo”. Al menos así lo declaró ante la policía, que arribó más tarde al lugar.

En el marco de la investigación, que tiene a su cargo la fiscal de Flagrancia, María Isabel Sánchez, figura que la mujer se resistió a la violación y fue entonces cuando el agresor la golpeó en el rostro y comenzó a propinarle tocamientos, mientras rompía diversos objetos que se encontraban en la propiedad.

Los nombres de ambas personas no se publican por decisión editorial, con el objetivo de preservar la identidad de la víctima.

Conforme trascendió, justo cuando se estaba produciendo el ataque, otros habitantes de la zona escucharon los gritos y acudieron en ayuda de la vecina. Fue entonces cuando uno de los testigos llamó al 911, y momentos más tarde arribó personal del CPC Sur y la Policía Local.

En el lugar hallaron a la mujer tendida en el piso, con el pantalón desprendido y la mejilla izquierda enrojecida por los aparentes golpes. Además, avistaron al agresor reducido, y lo detuvieron cuando la propia víctima relató lo ocurrido junto a los testigos.

Pese a que se realizó un intenso rastrillaje, el cuchillo utilizado por el agresor no fue encontrado.

Por el hecho se dio aviso a la fiscal de Flagrancia, María Isabel Sánchez, quien ordenó la detención del joven y su traslado a la Alcaidía Penitenciaria Nº 44 de Batán. La investigadora imputó al joven, que no tenía antecedentes penales, por el delito de “abuso sexual simple, daño y amenazas agravadas por el uso de arma”.

Por su parte, la víctima fue trasladada a la Comisaría de la Mujer, donde hizo la denuncia formal y fue asistida por el personal especializado que se dedica dar apoyo a las personas que sufren este tipo de hechos.
LA CAPITAL

No hay comentarios :