.

.

SEGURO

SEGURO

SUPERMERCADO SAN ANDRÉS

SUPERMERCADO SAN ANDRÉS

CAFÉ GOLONDRINAS

CAFÉ GOLONDRINAS

INTERWISP

INTERWISP

Los evangelistas y los “poli”, solos en la madrugada y más lejos de Cambiemos que nunca


Finalmente, el intendente Carlos Arroyo tomó nota de los mensajes que le hicieron llegar desde la Provincia y la Nación a lo largo de los últimos meses, y comprendió que en Cambiemos, la fuerza con la que llegó al gobierno, no tiene ningún futuro político a partir de los próximos comicios.
Así lo entendió quien es calificado como el peor intendente de Cambiemos, al admitir, por primera vez en declaraciones periodísticas, que ira por la reelección -pese a contar hoy con una imagen negativa del 80 por ciento según las encuestas que se manejan en la Casa de Gobierno- por la coalición gobernante “o solo”. Así, cuando aún falta mucho tiempo para los próximos comicios, sin el respaldo de los principales socios de Cambiemos, es decir el PRO y la UCR, el actual intendente lanzó una advertencia que, a decir verdad, trajo alivio a los principales popes de la alianza que piensan en Guillermo Montenegro, Vilma Baragiola o Maximiliano Abad para encabezar la boleta en 2019.

A tono, el actual gabinete tiene cada vez menos de Cambiemos. El PRO, tras el despido de Silvana Rojas, tiene apenas dos funcionarios en el gabinete (Blanco en Salud y López Silva en el Emder) mientras que el radicalismo, la otra pata de Cambiemos, cuenta con De Paz (Obras) y Vicente (Gobierno), aunque a este último los radicales ya no lo cuentan como suyo. El resto es puramente “arroyista”. Un gabinete que se va cerrando y abroquelando. El intendente necesita generar caudal propio como para aspirar a al menos negociar algún puesto en próximas listas de concejales para alguien de su tropa. No obstante, el alejamiento cada vez más visible de la UCR y el PRO tendrá repercusiones, nadie lo duda, en el bloque de concejales de Cambiemos.
Paralelamente, fueron días de mucha presión para el “lord mayor” de la ciudad, quien recibió una catarata de malas noticias. A la confirmación de que General Pueyrredon es el distrito con mayor desocupación del país, con el 23,4% de su población pobre, le siguió la desautorización de la Provincia para los planes que tenía con el secretario de Economía, Hernán Mourelle, para establecer una tasa a las exportaciones pesqueras y eliminar la exención en el pago de tributos a los teatros. Así, el intendente tuvo que guardar para otra oportunidad la balanza que dijo haber comprado para instalarse en el Puerto y pesar cada cajón de pescado y cobrarle a “los poderosos”.
Tras otro papelón -durante cuatro meses se polemizó sobre un tema que de un plumazo la Provincia hizo finalmente desaparecer de la agenda-, llegó el fallo del Tribunal de Cuentas de la Provincia que analizando tan sólo un año de la actual gestión formula cargos a Arroyo por más de 15 millones de pesos -además de multas para él y varios de sus funcionarios- tras constatar una serie de irregularidades y desprolijidades administrativas. De todos modos, la multa al intendente -60.769 pesos- es apenas un vuelto si se tiene en cuenta que su sueldo básico es de 224.857,678 pesos. A todo esto, uno de sus funcionarios, el director de cooperativas, Hernán Alcolea, en un “sincericidio”, admitió que recibió denuncias de cooperativistas sobre pedidos de “retornos” desde el municipio.

Aquella ciudad “más limpia, más segura y más ordenada”, con rebaja de impuestos que prometía el ex director de escuela en la campaña –antes de que Emiliano Giri optara por “guardarlo” y sugerirle que no hablara- nada tiene que ver con esta donde el déficit municipal trepa a los 1300 millones de pesos, la basura se acumula en las calles mientras centenares se inundan ante el primer chaparrón, el tránsito sigue siendo caótico, los servicios de la comuna deficientes, los barrios más abandonados que nunca y las quejas de los vecinos se multiplican. Los ahora “arrepentidos” de haber votado al hombre que en su discurso en la apertura de sesiones del Concejo Deliberante recomendó a las mujeres que vuelvan a barrer las veredas como antes o que confesó que casi se agarra a trompadas con el ministro de Energía, Juan José Aranguren (aunque horas más tarde dijo la verdad: que fue una discusión de alto voltaje) ya son miles. “Ninguneado” por la Provincia y la Nación -no obstante, hay un compromiso para ayudarlo a cumplir su mandato- Arroyo cree que puede ser reelecto, y en tal sentido, quiere convencer a su cada vez más pequeño círculo áulico, que hay futuro en 2019.
“Yo voy al frente y el sueldo -más de 224 mil pesos aportan mensualmente los contribuyentes marplatenses y batanenses a tal fin- me lo gano minuto a minuto”, dijo el lunes, cuando trato de explicar el objetivo del megaoperativo realizado en la madrugada del sábado (entre las 2 y las 3.30) con su presencia y la de medio gabinete, para bajar con una grúa un cartel del Paseo Aldrey. El hecho mereció las generalizadas críticas de los marplatenses a través de las redes sociales, quienes se preguntaban, hartos ya de la ineficacia de la actual gestión, si no había cosas más importantes para preocuparse en esta alicaída Mar del Plata. La presencia del intendente en el lugar evidenció claramente que se trataba de una situación absolutamente personal, con un revanchismo que deslegitimó todo el accionar. “Una payasada” fue la calificación más generalizada de todo el arco político local sobre el show montado en la madrugada. ¿Otra prueba del aislamiento del intendente? No hubo un solo pronunciamiento político o empresarial respaldando su trasnochado accionar. “Imaginate lo patético que fue que ni siquiera quiso ir Mauricio Loria a la Toma de la Bastilla de Costa Pobre”, graficó con una sonrisa un veterano concejal del oficialismo. Quizás lo invioten para la segunda parte del show prevista para las próximas horas.

Llamativa fue también la presencia de muchos funcionarios municipales acompañando al intendente, desde el secretario de Salud, Gustavo Blanco -con ambulancia y todo-, hasta los titulares de Inspección General, Tránsito, Gobierno, Legal y Técnica, Emvial, Emsur, entre otros. Muchos de esos funcionarios se sintieron engañados -lo confesaron luego en informales encuentros con periodistas- por el intendente. ¿El motivo? Arroyo los convocó para realizar “un operativo en los boliches de Playa Grande”. Dos de los altos funcionarios presentes en el megaoperativo nocturno admitían en la tarde del sábado ante el periodista que “aparecimos involucrados en esta payasada, en esta guerra personal, absolutamente engañados. Nos miente a nosotros mismos. Quisimos frenarlo pero no hubo caso. Cree que este tipo de medidas le darán rédito a futuro. Está obsesionado con esto del cartel. Lo peor es que uno de los máximos fogoneros del papelón del operativo no apareció”, detallaron.

¿A quién se referían? Los dos funcionarios fueron directos. Quien más entusiasmado estaba con el megaoperativo contra el Paseo Aldrey no fue el secretario de Gobierno, Alejandro Vicente -como podía imaginarse- sino el secretario de Hacienda, Hernán Mourelle, quien se encargó de toda la logística. No estuvo en el lugar -esta vez no viajó a Pinamar en el auto oficial, con chofer, con fines personales sino a visitar a su familia en Buenos Aires- pero monitoreó desde allí todo el show. Quizás en la noche del jueves, del viernes, o de este fin de semana, cuando vuelvan a ir por los carteles que faltan retirar, pueda vivir “in situ” la experiencia. “El tipo le da máquina al intendente. No tiene nada que perder. Igual que con el zafarrancho que está haciendo con las tasas. De última, se sube al auto y se va a su casita a Buenos Aires, lo que sucederá tarde o temprano, y acá nos quedaremos poniendo la carita nosotros”, explotó uno de los secretarios más sensatos del gabinete.

Mourelle estuvo en el Concejo y allí responsabilizó a los titulares de los entes descentralizados -Pablo Simoni, del Ente Municipal de Vialidad, y Eduardo Leitao, de Servicios Urbanos- por la abultada deuda que la mayoría de estas dependencias municipales mantienen con obras sociales y empresas de medicina prepaga. Lo que se dice, un buen compañero…

“Tratá de no nombrarme y no meter alguna foto mía. De este papelón no se vuelve”, rogaba y reconocía uno de los funcionarios llevado “por engaño” al lugar, quien teme terminar su carrera política en coincidencia con el fin del mandato de Arroyo. Sin embargo, ante su jefe, el lunes cambiaba el discurso: sonreía y aplaudía en la reunión de gabinete por la toma del cartel. (Hasta entendible: un básico de 126 mil pesos no es para desperdiciar). Mientras el intendente en la madrugada observaba el retiro del cartel -y debía soportar algunos insultos de vecinos que le recordaban que cuando eso era “un nido de ratas” no se lo veía por el lugar- y su secretario de Economía celebraba la medida, en Mar del Plata, a una empleada municipal del Emsur, con cáncer, le cortaban el servicio de salud de su prepaga por falta de pago por parte de la comuna. Una cuestión de prioridades.

A todo esto, el secretario de Economía y Hacienda, Hernán Mourelle, quien teóricamente llegó a la ciudad enviado por la Provincia poniendo quinta a fondo en cada iniciativa y proyecto aunque luego dando sistemáticamente marcha atrás por orden de sus superiores, asistió al Concejo Deliberante para defender las ordenanzas fiscal e impositiva y el presupuesto, que aún, en el cuarto mes del año, no fueron aprobadas. Complicada tarea tendrá el funcionario -quien en off no se cansa de despotricar contra los concejales radicales “que se oponen a todo lo que sugiero” (en otra oportunidad se brindarán detalles de la brutal parada de carro que le propinó un reconocido dirigente de la UCR que lo hizo palidecer en una cena)- para convencer no ya a los opositores sino al propio bloque de Cambiemos, para que levanten la mano para aprobar estas herramientas fundamentales para el Ejecutivo. No muchos parecen dispuestos a decir que sí con facilidad al más fuerte tarifazo de tasas -disfrazado de un 24 por ciento promedio ficticio- que se recuerde por estas costas. La necesidad de recaudar de Mourelle es inversamente proporcional a los deseos, convicciones y proyecciones políticas de la mayoría de los miembros del Concejo, salvo del puñado de ediles arroyistas. Nadie sabe cuánto aumentarán las tasas, si 24, 70 o 200 por ciento como dice la oposición. Lo que sí se sabe es que en el segundo semestre se incluirán los aumentos retroactivos. Serán boletas “explosivas”.

El intendente, tras los resultados de los últimos comicios con el aplastante triunfo de Vilma Baragiola -a la que “premió” despidiendo a su mano derecha de la privada- estaba convencido de que con la mayoría propia, podía transformar al Concejo en una escribanía. “Usted tráigame el proyecto que yo se lo saco en una hora en el Concejo”, sigue insistiendo ante determinados interlocutores, negándose a ver la realidad. Es que los concejales radicales, incluso otros como Alejandro Carrancio, que responde al ministro de Gobierno, Joaquin De la Torre, le están poniendo freno a algunas iniciativas, como las de los jueces de falta, las ordenanzas fiscal e impositiva (dos veces fueron pateadas desde el Concejo al Ejecutivo) y otras medidas que no están dispuestos a aprobar a libro cerrado. Mientras tanto, desde la oposición muchos disfrutan constatando como las grietas afloran en el bloque oficialista de conformación tan variopinta.
 
Polideportivos y evangelistas. Nada se informó oficialmente sobre la reunión que tuvo lugar en el despacho principal de la comuna entre el intendente Carlos Arroyo, el pastor evangelista Omar Olier, y colaboradores y asesores de ambos. ¿De qué se habló? Del futuro de los polideportivos de Mar del Plata, algunos de los cuales siguen sin poder abrirse, admitiendo el jefe comunal que no cuenta con el dinero para tal fin.

Lo cierto fue que en la reunión con Arroyo, la denominada Pastoral Evangélica manifestó interés por terminar y explotar los polideportivos barriales. La intención es presentar un proyecto en el Concejo Deliberante. “Le hicimos saber el tema al intendente y él está interesadísimo”, contaron fuentes del sector . En principio, se supo, podrían hacerse cargo de uno de los polideportivos ubicados en barrios populosos como Libertad, Centenario o Las Heras, pero el proyecto sería más ambicioso, e incluiría, en un futuro, a todos.

Los pastores les dijeron al intendente que tienen los arquitectos y la mano de obra para terminar las construcciones que faltan. Luego se harían cargo del funcionamiento a través de una fundación. “Lo estamos haciendo desde hace años con charlas y cursos en distintos barrios”, ejemplificaron. “Estamos para ayudar, no a un gobierno sino a la comunidad”, agregaron. Como ejemplo, pusieron lo realizado en una manzana que les cedieron en el barrio Belgrano, donde armaron una canchita de fútbol. Ahora, dijeron, son los padres de los chicos los que cuidan la cancha. “Queremos que lo que vayamos a hacer lo cuide la comunidad. Si no, no sirve de nada”, comentaron. El intendente quedó más que entusiasmado con la iniciativa presentada por los pastores evangélicos. Pero por ahora, desde la Municipalidad, todo es silencio.

“Voy por la reelección y quiero saber quién está conmigo y quién no”, aseveró el intendente en la reunión de gabinete del lunes. Algunos secretarios se miraban entre ellos. Creyeron que se trataba de un chiste. Pero no. Arroyo hablaba en serio. Tras la reunión, el jefe comunal le pidió a Silvana Rojas que permaneciera en el despacho. Fue entonces cuando le explicó que “por una cuestión política”, (léase porque pertenece al sector del PRO de Juan Aicega que apoya la precandidatura a intendente de Guillermo Montenegro) debía dar un paso al costado y dejar la titularidad de la Secretaría de Cultura. “Necesito algo más popular en Cultura. Voy por la reelección y preciso votos, cosas de mucho ruido”, fue la original explicación que lanzó para despedir a Rojas de Cultura. Su lugar ya lo tenía reservado Christian Rabe, hombre de Emiliano Giri, quien llega con entusiasmo al cargo. Claro que la salida de Rojas no cayó nada bien en el PRO. Tampoco debe haber gustado mucho en la Presidencia. Es que Rojas es hija del “Tanque”, ex figura de Boca, y amigo personal del presidente Mauricio Macri, a quien ayudó a llegar a la presidencia del club de sus amores.
vilma20
A propósito del PRO, el lanzamiento de la Fundación Pensar en Mar del Plata dejó tela para cortar. El salón del hotel céntrico donde se realizó quedó ajustado para albergar a las más de quinientas personas que acompañaron a los diputados Guillermo Montenegro y Juan Aicega, y a la diputada Carmen Polledo en su rol de presidenta de la Fundación a nivel nacional. El acto comenzó con las palabras de la directora académica de le entidad en nuestra ciudad, Lynette Hooft, quien explicó el funcionamiento y las características que tendrá la Fundación. En los antecedentes de Lynette se destaca que es profesora de filosofía por la Universidad Nacional de Mar del Plata y magister en bioética por la Universidad Ramón Llul de Barcelona. Además, viene de desempeñarse como asesora en el Senado de la Provincia de Buenos Aires durante los últimos años.

La diputada Carmen Polledo vino a Mar del Plata en auto exclusivamente para el acto. Llegó con el tiempo justo y regresó a la CABA apenas terminaron los discursos. Polledo tenía la agenda más que cargada, pero no dudó en llegar a nuestra ciudad para estar junto a Juan Aicega y Guillermo Montenegro, a quien definió como “un amigo con quien comenzamos este camino político hace doce años junto a Mauricio (Macri), María Eugenia (Vidal) y Horacio (Rodríguez Larreta)”.


Lynette Hooft terminó sus palabras y le pasó el micrófono al presidente de la Fundación Pensar en Mar del Plata y actual diputado nacional, Juan Aicega, quien aprovechó para darle tono político al encuentro y arrojarle varios dardos al kirchnerismo. Lo más fuerte estuvo cuando lo definió como el creador del “Estado saqueado”. Explicó que la misión prioritaria de la Fundación será trabajar para encontrar soluciones a los grandes problemas que tiene nuestra comunidad. Por su lado, Guillermo Montenegro -el candidato de Vidal, se asegura, para suceder a Arroyo- dijo que tanto la Fundación como él mismo van a trabajar muy fuerte con el objetivo de “soñar y construir una ciudad mejor entre todos”. En la sala se destacó un grupo muy entusiasmado con la posibilidad de verlo intendente: sus antiguos compañeros del Instituto Peralta Ramos donde estudió. Tampoco pasó desapercibida la presencia de Mariano Mohadeb, secretario de Medios de la gobernación quien llegó especialmente a Mar del Plata para este lanzamiento. Representantes de distintos sindicatos y empresarios también dijeron presente en la reunión donde, claro está, no asistieron funcionarios municipales tal cual lo había ordenado Arroyo. “El que va, está afuera de mi gobierno”, amenazó previamente

La gobernadora y sus ministros junto al mar. Con un asado que estará bajo la exclusiva responsabilidad de Federico Suárez -ministro de asuntos públicos de la Provincia- este jueves a las 21, la gobernadora María Eugenia Vidal cenará junto a todos sus ministros y principales funcionarios en el quincho de la unidad presidencial de Chapadmalal, dando inicio así al “retiro espiritual” que se prolongará por dos jornadas. Evaluar la gestión, planificar las acciones del año y por supuesto, comenzar a perfilar el próximo año político, son los principales tópicos del encuentro en la residencia gubernamental a orillas del mar, se indicó. Este es el primer retiro del año del equipo bonaerense, que en principio iba a realizarse en febrero.

Alcolea tiró la bomba. Luego de que el director de Cooperativas del municipio, Hernán Alcolea, revelara haber recibido denuncias verbales sobre pedidos de “retornos” por parte de personas pertenecientes al Estado municipal a cooperativistas, el concejal Marcos Gutiérrez (Unidad Ciudadana) elevó un pedido de informe al Ejecutivo con el objetivo de recibir datos concretos en relación a la inesperada declaración. “De existir una falta o un acto de corrupción, el Departamento Ejecutivo debe proceder a realizar las denuncias correspondientes”, señaló el edil. No obstante, nadie se hace demasiadas ilusiones como para que se llegue a fondo en tan delicada cuestión. Todo pasa.
Cortitas y al pie I. La Renga la “rompió” en San Luis. El recital de uno de los grupos de rock más convocante que no pudo realizarse el sábado en Mar del Plata se desarrolló con absoluta normalidad y la producción del marplatense Pablo Baldini, en la provincia puntana. En definitiva, 35 mil personas disfrutaron de una noche a puro rock y sin ningún tipo de incidentes.// Nervioso se lo vio al intendente en el programa de Cholo Ciano del jueves pasado, en Canal 8. “Usted parece del otro equipo”, increpó al periodista ante una pregunta incómoda. Minutos más tarde, Arroyo dijo que se llevaba muy bien con el ministro del Interior y “con el de Educación, Sileoni”. Un lapsus. En realidad, Sileoni fue ministro, pero hasta tres años atrás y del kirchnerismo. En el cierre volvió a preguntarse quién era Montenegro, un clásico ya en sus comentadas y por momentos risueñas entrevistas.// Buena cifra. 4.293.392 turistas visitaron Mar del Plata durante el verano. Es el acumulado desde el 1 de diciembre al 31 de marzo y representa un 4,2 por ciento más que la temporada anterior. El giro total de dinero de la temporada ascendió a casi 20.000 millones de pesos, se informó.

Cortitas y al pie II. En cuanto al mes de marzo, 824.970 turistas eligieron esta ciudad, un 17,4 por ciento más que el año pasado destacándose Semana Santa con una cifra superior a los 214.000 visitantes. // Además, durante marzo se destacan dos datos muy importantes: el primero es que arribaron 18.755 pasajeros por avión, lo que representa un aumento del 120 por ciento. Y el segundo es que aterrizaron 293 vuelos comerciales, un 159 por ciento más que marzo de 2017. La conectividad aérea fue una de las claves de la temporada.// Preocupante: un juez de Mar del Plata compartió una publicación falsa que atacaba a la familia Maldonado, se detalló en distintos medios. Por ejemplo, en www.diarioregistrado.com se informó que “el magistrado marplatense Alfredo López quiso atacar a Sergio Maldonado, hermano de Santiago, y terminó siendo repudiado en las redes sociales. En su Twitter -se añadió- compartió una supuesta papeleta de Sergio Maldonado como candidato de Unidad Ciudadana y expresó: “Ah, era para esto”… como afirmando que su lucha por la búsqueda de la verdad servía como propaganda política. Pero claramente, la boleta es falsa”. El título de la nota fue “Un juez federal quiso jugar al ‘trol’ por las redes y le salió mal”.
LA CAPITAL

Publicar un comentario