POLICIALES DE MAR DEL PLATA

Está prófugo y es intensamente buscado el dueño de Madaho’s

25 de marzo de 2018
Luego de que la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal le revocara la exención de prisión a Mario Sasiain, la policía fue a detenerlo a su domicilio y no lo encontró. Ordenaron su captura inmediata.
La Justicia Federal ordenó la captura inmediata de Mario Sasiain, el dueño del prostíbulo Madaho’s clausurado en 2014, tras considerarlo prófugo luego de que la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal le revocara la exención de prisión y la policía fuera a detenerlo a su domicilio y no lo encontrara.
No es la primera vez que Sasiain es catalogado como evadido: cuando se cerró el local ubicado en la calle Alem, estuvo varios meses en estado de profuguez. Por eso, ahora lo buscan intensamente en distintos lugares.
La última de las órdenes de detención se realizó el pasado jueves, cuando los camaristas Mariano Hernán Borinsky (como presidente), y Juan Carlos Gemignani y Gustavo M. Hornos (como vocales), aceptaron el recurso presentado por la Fiscalía Federal General de Mar del Plata y dejaron sin efecto la decisión de la Cámara Federal de Apelaciones local, que había concedido la exención de prisión en favor de Sasiain.
El delito que se le adjudica al prófugo procesado desde hace más de tres años es “trata de personas con fines de explotación sexual, agravado por el abuso de situación de vulnerabilidad, por ser cometido contra más de tres víctimas, por la participación de tres o más personas y por haber logrado la explotación, en concurso aparente con la comisión del delito de explotación de la prostitución ajena agravado por el abuso de vulnerabilidad, reiterado en 17 casos”.

Investigadores desconcertados por el asesinato de la encargada

25 de marzo de 2018
El jueves por la noche fue descubierto el cuerpo sin vida de la encargada del edificio de La Rioja 1636. Primero se pensó en un suicidio. La investigación y el enigma que rodea al asesinato.
El desconcierto se apoderó de la investigación del crimen de María Rosa López (64), la encargada de edificio que apareciera asesinada dentro de la bañera de un departamento en pleno centro de la ciudad. Las heridas en el cuerpo, una escena intacta y la falta aparente de un móvil se unieron para componer un panorama enigmático que por el momento no puede ser desentrañado.
En la tarde del viernes se llevaron a cabo dos allanamientos, uno en el departamento de la propia víctima -vivía en la planta baja del edificio y no en el octavo piso, donde fue hallada- y otro en un punto distante de la ciudad, sin que ninguno de ellos arrojara elementos de prueba siquiera orientativos para el fiscal Juan Pablo Lódola.
El esfuerzo investigativo incluyó las labores de la Policía Científica que requisaron la escena del crimen y no pudieron levantar rastros. Tampoco hay demasiadas esperanzas en los peritajes pendientes al arma homicida, que fue abandonado junto al cadáver y en la cual, inicialmente, no se observaron huellas.
Un contexto familiar con marcadas peculiaridades, una vida solitaria y la relación en los últimos tiempos con una persona atravesada por problemas psiquiátricos son analizados por estas horas por los investigadores.

Sacó un cuchillo de su escote y asaltó dos mujeres: la condenaron a tres años

25 de marzo de 2018
Una de sus cómplices recibió la misma pena, mientras que otra mujer aún es buscada por la justicia. El hecho ocurrió en 2015, cuando las víctimas iban hacia Güemes al salir de Playa Grande.
Una mujer de 25 años que tenía escondido un cuchillo tramontina entre sus senos con el que sorprendió y asaltó a otras dos jóvenes en el barrio Los Troncos fue condenada a 3 años de prisión en suspenso por el Tribunal Oral en lo Criminal N°2 en un juicio en suspenso.
La sentencia por “robo agravado por su comisión en poblado y en banda, por el uso de arma blanca en grado de tentativa” también afecta a quien fue su cómplice, de 22 años, mientras que una tercera delincuente aún continúa prófuga de la justicia y pesa una orden de captura sobre ella.
El hecho por el que se condenó a las imputadas ocurrió el 11 de diciembre de 2015, cerca de las 17.30, cuando dos jóvenes que habían ido a disfrutar del día a Playa Grande caminaban por Rodríguez Peña en dirección a Güemes. Al llegar a la calle General Paz, vieron a tres mujeres apoyadas sobre un Peugeot 206 estacionado, con las puertas abiertas.
Las tres mujeres, que rondarían los veinte años, se acercaron a las jóvenes y les preguntaron si conocían una peluquería por la zona. Las jóvenes, mientras indicaban donde podrían encontrar una peluquería, advirtieron que una de las mujeres tenía “algo verde” entre los senos, quien, en un momento de distracción,  se abalanzó sobre ellas y al grito de: “Están robadas”, extrajo de su escote un cuchillo tipo tramontina con el mango verde y las amenazó.

Una chica murió tras choque de lanchas

25 de marzo de 2018
La víctima tenía 25 años. El conductor de una de las embarcaciones tenía niveles de alcohol que superaban el máximo permitido.
Una joven de 25 años murió en las últimas horas, luego de un choque de lanchas, al tiempo que el conductor de una de ellas tenía niveles de alcohol que superaban el máximo permitido y quedó imputado por el delito de homicidio.
Fuentes policiales informaron que la víctima fue identificada como Tamara Angela Suetta, quien iba en una de las lanchas junto a sus padres Angel Suetta, de 63, y Elena Fontini, de 62, quienes permanecen internados en estado crítico en el hospital de General Pacheco.
Como consecuencia de la colisión, la joven sufrió fractura de cráneo y politraumatismos, lo que generó su deceso.
Todo se inició en el río Carapachay, Delta del Paranám y aunque todavía restan algunas pericias para precisar como ocurrió el choque, todo apunta a que la lancha de nombre Bicuña, en la que iban abogados penalistas, “cruzó de carril” y a excesiva velocidad colisionó frontalmente a la denominada “Correcaminos”, en la que se desplazaba una familia, que reside en la zona de Islas.
El conductor de la lancha que se cruzó de carril fue sometido a un control de alcoholemia que dio 0,85 de alcohol en sangre, casi el doble de lo permitido.
Por este hecho el hombre fue imputado por el delito de homicidio, aunque no fue detenido.
MÁS DESARROLLO DE LAS NOTICIAS EN DIARIO LA CAPITAL.

No hay comentarios :