Intentaron matar a toda una familia: hay un detenido y tres prófugos


La única persona atrapada no está vinculada con el ataque sino que tenía las armas que habrían sido utilizadas. Por la agresión a tiros en el barrio Regional, ocurrida el miércoles pasado todavía sigue grave una joven de 18 años.

Hace una semana tres integrantes de una familia y la novia de uno de ellos fueron atacados a tiros cuando estaban en la puerta de su casa del barrio Regional. Desde un automóvil dos hombres jóvenes descendieron, caminaron algunos metros, y después de explicarles los motivos los acribillaron. La puntería, o mejor dicho la falta de ella, fue la que determinó que la emboscada acabara con el dueño de casa, una hija, un hijo y la novia de éste con heridas y no muertos.

En la mañana de este miércoles, durante un operativo llevado a cabo por la DDI y bajo las órdenes del fiscal Alejandro Pellegrinelli, fue allanada una vivienda de la Villa Gascón, a 10 cuadras del lugar del hecho, en busca de los tres atacantes. Ninguno de ellos fue detenido, pero sí en cambio  un joven de 22 años que tenía en su poder dos revólveres. Los investigadores sospechan que esas armas fueron las empleadas en el tiroteo.

La historia violenta del barrio Regional se inició horas antes del ataque a tiros. Tal vez días antes. La familia Camargo compuesta por Aldo Camargo (50) y sus hijos Daiana Camargo (23) y Gustavo Camargo (19) –por añadidura su novia Rocío Pavón (18) también- había recibido amenazas de parte de otras personas de la zona. Los motivos quedaron sellados bajo la tapa inviolable de los códigos barriales. Algunas versiones hablaban de un automóvil incendiado, otras del tan reprobado en esos ámbitos “mirar mal”.

Lo cierto es que el miércoles pasado por la tarde hubo algunos escarceos hasta que a las 21, aproximadamente, los Camargo y Pavón estaban en la puerta de su casa de Paula Albarracín al 3200. En esos momentos un vehículo se detuvo en la esquina, a unos 20 metros, y de él bajaron dos jóvenes. Un tercero aguardaba en el automóvil, de acuerdo a los datos que pudo establecer el fiscal Pellegrinelli.

Lo que sucedió luego fue la consecuencia de todo lo anterior: lso dos jóvenes hicieron algunos reproches, sacaron armas de puño y comenzaron a dispararon. Las víctimas intentaron correr a protegerse pero todas fueron alcanzadas por los proyectiles. Aldo en la mano izquierda, Daiana en la pierna izquierda, Gustavo en el hombro izquierdo y Rocío, la más desafortunada, en la espalda.

Entre vecinos y otros familiares los heridos fueron trasladados al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) y la joven Pavón debió ser intervenida de urgencia. Aún hoy su estado es grave. Los demás fueron dados de alta y al ser consultados por la policía se negaron a dar algunos datos en un principio. Luego decidieron aportar precisiones e identidades.

En base a esos testimonios y a la declaración de otras personas que vieron el ataque los investigadores determinaron que los atacantes era los hermanos Lucas y Walter Ibarra (18 y 21 años respectivamente) y Daniel Leal (21). Con esos datos la justicia de garantías autorizó allanar tres domicilios de Gascón al 7700 y al 7800, aunque no pudo dar con ninguno de los acusados. Sin embargo en una de las viviendas la policía secuestró 2 revólveres calibre 22, ambos cargados, teléfonos celulares y otros elementos de interés para la investigación.

Fue detenido Joaquín Nicolás Medina (22) por tenencia ilegal de arma y ahora se trata de determinar si tuvo alguna participación en el hecho que fue caratulado cuádruple tentativa de homicidio.

Al respecto, desde la fiscalía se autorizó la difusión de las fotografías de los prófugos a fin de que, en caso de que alguna persona los vea, pueda aportar dicha información al Sistema de Emergencias 911 o bien al directo de la D.D.I. 223 494 9848.
LA CAPITAL

No hay comentarios :