Echaron al marplatense Razona del municipio de Mar Chiquita


El abogado había asumido en enero como director de Seguridad. Fue removido por dichos xenófobos contra la comunidad boliviana. El aseguró que le hackearon la cuenta.

El marplatense Julio Razona volvió a quedar al margen de un gobierno municipal de manera abrupta e imprevista. Después de ser el primer funcionario de Cambiemos en renunciar a un cargo en la provincia de Buenos Aires en diciembre de 2015, apenas asumida la gestión del intendente Carlos Arroyo, el abogado fue despedido este jueves de la Dirección de Seguridad de Mar Chiquita por dichos xenófobos contra la comunidad boliviana.

Razona venía colaborando desde el año pasado con el gobierno del radical Carlos Ronda, pero recién asumió el cargo el 1 de enero. Según reprodujeron medios marchiquitenses, el martes a las 16 Razona escribió en Facebook: “Un boliviano curándose en un hospital argentino es como llenarle el tanque al que te robó el auto”. También informaron que la comunidad boliviana de Santa Clara se había sentido agredida y que solicitó la intervención del intendente.

La municipalidad actuó en consecuencia. En un comunicado, sostuvo que repudia “todo acto de racismo, xenofobia e intención de dividir a nuestra comunidad”.

Mencionó que “tras las manifestaciones públicas” de Razona, rechaza “enérgicamente” sus expresiones, que
no son compartidas por el equipo y no forman parte del sentir de la gestión, que cree fundamentalmente que al Partido de Mar Chiquita lo hacemos todos, todos los días”.

En consecuencia, informó que Razona “no continuará en el cargo de director de Seguridad”. Según contaron autoridades comunales, el abogado se defendió con el argumento de que le habían hackeado la cuenta de Facebook, pero de todos modos el intendente mantuvo su decisión.

Pese al repentino final de su gestión, el vínculo de Razona con la municipalidad de Mar Chiquita fue más extenso que el que mantuvo con la de General Pueyrredon, en la que asumió el 10 de diciembre de 2015 y siete días después renunció.

“Pedí al intendente auditar la Secretaría de Seguridad, pero se opuso a que continúe con mis expertos y valientes colaboradores”, escribió entonces Razona en su cuenta de Twitter.

Uno de sus principales apoyos había provenido del dirigente de ultraderecha Carlos Pampillón, repudiado por la comunidad boliviana por ataques en el Monumento a la Memoria y el Centro de Residentes Bolivianos en Mar del Plata.
LA CAPITAL

No hay comentarios :