Sujetos atropellan con su auto a dos policías tras causar disturbios en un boliche

Ocurrió en el estacionamiento de La Normandina, en Playa Grande. Los uniformados habían retirado a los jóvenes de la puerta de un local bailable por provocar distintos incidentes.

Dos policías sufrieron lesiones de diversa consideración tras haber sido atropellados por el automóvil en el que circulaban dos jóvenes en el estacionamiento de La Normandina, a la salida de una discoteca en la que causaron disturbios.

El hecho ocurrió en horas de la madrugada de este domingo cuando la zona de los locales bailables de Playa Grande estaba colmada de gente que disfrutaba del fin de semana largo en la ciudad.

De acuerdo a la información que suministraron fuentes policiales en diálogo con LA CAPITAL, todo comenzó cuando un grupo de jóvenes comenzó a causar incidentes en la puerta de uno de los boliches. Entonces, el personal policial que custodia ese área de la ciudad concurrió al lugar para que concluyeran los disturbios.

En ese marco, los uniformados obligaron a dos de los presentes a retirarse, orden que acataron a desgano y con bronca. Entonces, abordaron un automóvil que estaba estacionado en el interior del predio y, antes de huir, el conductor hizo marcha atrás, movimiento que hizo que el rodado golpeara una valla de hierro y a dos de los uniformados que se encontraban allí.

Como consecuencia de la maniobra, los policías sufrieron cortes y golpes en las piernas, aunque fueron atendidos por médicos y están fuera de peligro. Por su parte, los jóvenes escaparon y hasta este domingo a la noche no habían sido detenidos, aunque eran intensamente buscados.

La situación provocó revuelo entre la gente que estaba en La Normandina. Tan es así que un joven que se encontraba con su novia en el interior del boliche denunció que a la mujer le habían robado su cartera, donde estaban las llaves de su propio automóvil.

Sin embargo, tras investigar el hecho la policía supo que, en realidad, se trataba de una falsa denuncia. Y el joven confesó que había mentido. La razón que dio al admitir su falta es que, tras el incidente en el que atropellaron los dos uniformados, creyó que el autor de dicho incidente había sido un amigo suyo en su vehículo, que él le prestó para que se fuera de la discoteca.

Entonces, explicaron los informantes consultados, el joven decidió denunciar el robo en medio de la confusión, para no quedar vinculado al caso si es que los investigadores lograban identificar su rodado. Cuando supo que quienes habían atropellado a los policías circulaban en otro automóvil dijo la verdad, aunque quedó imputado junto a su novia en una causa por “falsa denuncia”.

La Capital

No hay comentarios :